diariosur.es
Jueves, 28 agosto 2014
claros
Hoy 24 / 27 || Mañana 22 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Sergio Dalma embarca en Italia y atraca en España

CULTURA Y ESPECTÁCULOS

Sergio Dalma embarca en Italia y atraca en España

Dos mil personas abarrotan el Auditorio Municipal en un concierto del «número uno» que saltaba de la melancolía a la marchaEl cantante navega en Málaga entre los clásicos italianos y sus éxitos

05.05.12 - 01:44 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Empezaron coreándole «Tú sí que vales», pero el público pronto enmendó el error y cambió el grito de guerra por «¡Número uno!». Era más propio. Por varios motivos. Porque sus discos están en los primeros puestos de la lista de ventas en este país. Porque es el nombre del programa del que ahora es jurado. Y porque anoche, en el Auditorio Municipal de Málaga, fue todo un líder. Él es Sergio Dalma, español de alma italiana, como demostró una vez más en el concierto de ayer. Ante 2.000 almas, el aforo completo, el cantante partió de un muelle italiano -ese era el decorado- para con un «barco imaginario» navegar por lo mejor de la música italiana. Pero no se quedó al otro lado del Mediterráneo. A mitad del concierto, Dalma saltó a la costa española para recordar sus éxitos de siempre. Y el público, encantado y entregado.
Tras cantar 'Caruso' en italiano y rendir homenaje al gran compositor Lucio Dalla (su foto llenaba el fondo de escenario), arrancó el viaje. «Ahora sí estamos listos». Los temas de 'Vía Dalma I y II' sonaron uno tras otro en el Auditorio Municipal, con los espectadores como grandes aliados. Seguían con aplausos las canciones con más ritmo, tarareaban las más íntimas. 'La cosa más bella', 'Senza una donna', 'Te enamorarás' (en una preciosa versión)... 'La Bámbola' la cantó casi a dúo con el público, con 'El italiano' se bajó del escenario con la correspondiente locura de sus fans y puso a todos en pie para bailar con 'Yo no te pido la luna'. Daba una de cal y otra de arena: melodías melancólicas y sentimentales ('El jardín prohibido') con otras que en el directo se cargan de energía ('Tú'). Porque Sergio Dalma tenía ganas de marcha. «Vamos a por algo alegre. Es viernes, estamos en Málaga y mañana lo tenemos libre...», dejó caer. Se notaba. ¿Quién dice que la balada no se baila solo? Él lo hace, con las manos en los bolsillos, con los brazos abiertos o dando pasos de un lado para otro. Y con cada gesto... mujeres que se desgañitan con miles de piropos. «Guapo», el más socorrido.
Las conquistó con su pose de galán italiano (elegante, como siempre), con su voz ronca y potente y con su manejo de las tablas. Mantuvo un constante diálogo con sus seguidores, a los que agradeció que volvieran a apostar por él apenas un año después de su anterior visita a la capital. Quizá por eso dijo que en su concierto -a diferencias de otros- están permitidas las fotos y vídeos. «Sé que es un recuerdo bonito... Así podrán decir con los años lo estropeado que estaba o lo mal que me sentaba la chaqueta», bromeó. Pero solo les pidió un favor: que nadie cuelgue ese material en las redes sociales «para no desvelar las sorpresas». ¿Le harán caso? Busquen en Facebook y Twitter.
Cinco músicos le guardaban las espaldas en el escenario, con un fondo que cambiaba de imagen con cada canción. El juego de luces, los colores y las muchas escenas que desfilaban por la pantalla gigante completaban el espectáculo.
Sus canciones
Tras hacer escalas en puertos italianos, tocaba atracar el barco en su tierra. Sabe que se debe a su público y le dio lo que quería. Sergio Dalma echó la vista atrás y recordó 'No despertaré', 'Cuidaré', 'La vida empieza hoy' y 'Gloria'. El auditorio le correspondió no dejándole solo y le acompañó en esas letras que se conocen al dedillo de muchos años ya. Hizo ademán de irse... pero todavía no había llegado el momento. Faltaba la traca final. El ya clásico 'Esa chica es mía', la preciosa canción 'Solo para ti' y un nuevo guiño italiano con 'Tú' y 'Te amo', «una declaración de intenciones».
Ahora sí. Sergio Dalma decía adiós con los dos temas que le han encumbrado a lo más alto y que le reclamaban a voces desde el otro lado de las tablas. La gran balada 'Bailar pegados' -aprovechó para desear suerte a Pastora Soler en Eurovisión- y 'Galilea', con una potente instrumentación, despidieron al «número uno». Seguro que no tarda en volver.
En Tuenti

Sergio Dalma brindó por el público anoche en el Auditorio Municipal de Málaga. :: ANTONIO SALAS

Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.