diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 15 / 18 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El arte como segunda oportunidad

CULTURA Y ESPECTÁCULOS

El arte como segunda oportunidad

03.11.11 - 01:29 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Pasa las páginas con delicadeza de artesano. Sobre todo, las finas láminas traslúcidas que protegen las sonrisas de Vanessa, Talha, Berkant, Salih, Alan, Ahmet, Tim, Patrick, Bai Ibrahim y Andrea. Cada uno le ha escrito una dedicatoria en el álbum que le han regalado antes de regresar a Alemania, después de pasar una semana en la provincia de la mano de la Fundación Jorge Rando, el artista malagueño que ahora cierra el libreto como un tesoro.
Rando (Málaga, 1941) les dio ayer la despedida a primera hora de la mañana. Han sido días intensos. Visitas culturales a la Fundación Picasso o la Alcazaba, conocer Ronda, participar en un taller de creación plástica o ver, por primera vez muchos de ellos, el mar. «Ha sido algo increíble», resume Rando.
La fundación impulsada por el pintor malagueño ha participado en el proyecto Red Carpet Experience (Experiencia Alfombra Roja) de la localidad alemana de Iserlohn. «Se trata de un programa a nivel internacional basado en la integración de los jóvenes con riesgo de exclusión social. El proyecto ha recibido este año el Premio Dieter Baacke del Ministerio de Familia alemán. También participan la Iglesia protestante y un grupo de voluntarios. Este año el proyecto consistía en la integración a través del arte y ahí es donde hemos entrado nosotros», argumenta Rando con evidente satisfacción.
Una participación que comenzó a fraguarse la pasada primavera, cuando el artista malagueño inauguró una exposición en Iserlohn. «Allí conocí el proyecto Red Carpet porque los jóvenes que ayudaron a servir la copa posterior a la inauguración pertenecían a ese programa. Me pareció una iniciativa fantástica y quise participar en ella», recuerda Rando. El resultado ha sido la visita de diez jóvenes de entre 16 y 21 años llegados desde Alemania, si bien la mitad de ellos proceden de Turquía, Irak o Gambia.
«Era muy importante la creación de un grupo multiétnico porque allí no suelen mezclarse y así, cuando regresan a Alemania, se favorece la integración», ilustra el pintor malagueño, cuya fundación se ha hecho cargo del alojamiento y la manutención del grupo.
Con felices excepciones. Como la velada en la que José Cobo -propietario de El Pimpi- les convidó en su señera taberna, en compañía de Alfonso Villegas, de la Asociación Malagueña de Escritores. «Han agradecido mucho esta experiencia. En Alemania todos ellos atraviesan situaciones complicadas y con este proyecto se quiere favorecer la inclusión a través del arte. Hemos vivido muchísimas anécdotas y, al final, creo que han comprendido el mensaje que queríamos transmitirles: con esfuerzo, puedes conseguir lo que te propongas», reivindica el pintor malagueño.
Rando explica que la Red Carpet Experience promueve una visita a un país extranjero como colofón a un programa de reinserción social que se suele prolongar durante un año. Una iniciativa que se realiza en diversos países del mundo y que ahora llega a Málaga con la fundación que el artista impulsa en su ciudad natal.
Expresarse con pinceles
Uno de los momentos más emotivos se vivió en la parroquia de San Ramón Nonato (en la zona de Cortijo Alto), en cuyo jardín está instalado un grupo escultórico donado en su día por el propio Rando. Hasta allí fue la expedición para organizar un taller de expresión plástica y la experiencia impresionó al artista.
«Las esculturas pertenecen a tres temáticas distintas: el maltrato infantil, la prostitución y la inmigración. Pues bien, ninguno de ellos, pese a proceder muchos de países distintos, escogió la inmigración. Les dimos los materiales para que cada uno expresara lo que le sugerían las esculturas mediante dibujos o pinturas y muchos de ellos dieron muestras de una enorme sensibilidad, algo que mantenían 'escondido', quizá porque no se lo pueden permitir en entornos tan duros como los que sufren en su día a día», reflexiona el artista.
Rando también recuerda la función teatral que prepararon en Marbella o la visita a la Cofradía del Amor como otros episodios «muy emocionantes» de esta experiencia que, confiesa, le ha dejado «marcado». Y poco después de acompañar al grupo hasta el aeropuerto para su regreso a Alemania, Rando concluye: «Ellos te dan mucho más de lo que reciben de ti».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El arte como segunda oportunidad

El artista Jorge Rando (abajo a la izquierda) posa junto a los participantes en la visita después del taller de expresión plástica. :: SUR

Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.