diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 20 / 29 || Mañana 20 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La semilla de los indignados

MÁLAGA

La semilla de los indignados

10.07.11 - 01:42 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Sábado por la mañana, mes de julio, más de 30 grados asegurados, zona del mercado de Bailén, y ¿qué hace un grupo de personas pertenecientes al movimiento 15-M? Se ponen guantes de jardinería, calzado deportivo y sombreros para soportar el sol y así comienzan a limpiar un solar abandonado desde hace cinco años.
Pretenden crear un huerto urbano en ese espacio perdido que según aseguran, se usa de basurero, es un nido de ratas y no para de crear malestar entre los vecinos de la zona.
Se trata del grupo del movimiento de 'indignados' que pertenecen al distrito Trinidad-Perchel-Zona Norte y que desde hace unos meses vienen reuniéndose en asamblea todos los jueves a las 20.00 horas en la plaza de Bailén. Allí discuten sobre los problemas de la barriada y todo aquel que quiera está invitado a dar su opinión. «Haciendo un barrido por la zona descubrimos más de 20 solares abandonados por constructoras que finalmente no han llevado a cabo sus proyectos», explicaba ayer un miembro de la comisión.
En este solar, en concreto, vieron que la valla estaba rota y hablando con los propietarios del mismo descubrieron que seguía en venta por lo que han decidido ponerse manos a la obra, limpiar y hacer un pequeño huerto para que la zona de poco más de 100 metros cuadrados tenga mejor cara y un uso para los vecinos. Lo que se pretende es que se cuide entre todos y sea también para el disfrute de los más mayores que viven en las calles contiguas y que tienen más tiempo para dedicarle. «La intención no va más allá de sanear el aspecto de los espacios que caen en la dejadez mientras no haya intención de construir, que si así fuera, pasaríamos a dejar libre la parcela», aseguraba una de las jóvenes voluntarias que participaba en la limpieza.
También han pensado que sería una buena opción utilizar el huerto -donde quieren plantar tomates, pimientos,cebollas y lechugas- para realizar talleres de agricultura con los más pequeños, dándole además una función educativa al espacio. En definitiva, lo que el colectivo reivindica son más espacios verdes en la zona, máxime cuando estos existen y se encuentran en estado de abandono con matorrales, pintadas y botellas rotas, ofreciendo una mala imagen de la ciudad en muchos de sus rincones.
Más iniciativas de barrio
Hace unas semanas, algunos miembros del movimiento realizaron el que han llamado 'Bingo en el banco', una iniciativa pacífica consistente en jugar al bingo dentro de la sucursal de un banco de la zona para protestar por el ahorro de puestos de trabajo con máquinas que realizan las funciones propias del personal. «Hay muchas personas mayores en la zona y no saben hacer uso de ellas, así que las colas en el banco son larguísimas porque al final todos acuden al personal del mostrador», contaba un miembro de la comisión.
Trabajadores, desempleados, jubilados, no importa la edad ni a qué se dediquen, todos son miembros del barrio y aúnan esfuerzos para mejorar la participación ciudadana y la calidad de vida desde las asambleas semanales. Ellos, en concreto, pertenecen al distrito Perchel-Trinidad-Zona Norte y la movilización para el huerto urbano no es la primera ni la última iniciativa que tienen pensado llevar a cabo.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La semilla de los indignados

El objetivo de esta iniciativa es concienciar sobre la necesidad de zonas verdes . :: SALVADOR SALAS

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.