diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 18 / 22 || Mañana 17 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Antequera, más dulce en Navidad

Interior

Antequera, más dulce en Navidad

13.12.10 - 01:32 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cada año a partir de septiembre, la ciudad de El Torcal comienza a desprender un dulce olor típico de la Navidad. Pequeños obradores, grandes empresas y órdenes religiosas elaboran desde entonces y hasta finales de diciembre toneladas de mantecados de forma artesanal o con la ayuda de alguna maquinaria, pero sin llegar a perder nunca la esencia de la receta antequerana.
Ni los más antiguos en el negocio saben quién la introdujo en la ciudad ni en qué siglo comenzaron a hacerse los primeros dulces navideños, pero sea como fuese, lo cierto es que los antequeranos tenían por tradición la elaboración de mantecados aprovechando los excedentes de manteca de las matanzas de cerdos, hasta que a alguien se le ocurrió la idea de producirlo en grandes cantidades y comercializarlo. La facilidad de encontrar mantecados hoy en numerosos establecimientos ha hecho que mengüe la tradición en los hogares, sin embargo cada vez existen más empresas productoras.
Desde 1888
La de Guillermo Ramos es la más antigua. Su bisabuelo, Manuel Avilés Giraldez, fundó La Antequerana en 1888. Originalmente fue un colmado en la calle Merecillas y por aquella época ya existían pequeñas fábricas de producción artesanal, como La Castaña, que terminaron por desaparecer. La demanda hizo que el pequeño establecimiento fuese ampliándose con casas aledañas durante 120 años, hasta que en 2008 «se hizo imposible seguir el proceso de fabricación en el casco urbano de Antequera» y La Antequerana se trasladó a una nave del Parque Empresarial, aunque hoy mantiene como punto de venta al público el despacho de la calle Merecillas.
En septiembre comienzan la elaboración de algunos productos, aunque octubre, noviembre e incluso diciembre es cuando los 25 trabajadores de la empresa fabrican más mantecados porque siempre procuran que «el cliente se lleve el producto recién hecho». Hasta el 22 de diciembre, suelen elaborarse mantecados, polvorones, roscos de vino..., ya que la demanda cae a partir de Nochebuena. «El origen de la receta se mantiene, aunque va evolucionando porque lógicamente la materia prima también evoluciona y también ha variado el proceso porque antes se hacía a mano y ahora está mecanizado», apunta Guillermo, quien explica que aún realizan bombones, turrones, bienmesabe u hojaldres de manera artesanal. La suma de todos sus productos será este año, pese a la crisis económica de 150 toneladas, similar a la producción de 2009.
La Perla, que tiene su origen en los años 40 del siglo pasado, sigue por contra manteniendo toda la cadena de producción del mantecado de forma artesanal. No sólo los cuecen en horno de leña, sino que hasta los envuelven manualmente. Antonio Navarro, abuelo del actual propietario, José Antonio Navarro, fundó el obrador, que hoy da trabajo a unas 40 personas en la calle Mesones. A primeros de octubre comenzaron la producción, que este año la mantendrán hasta el 20 de diciembre. Los kilos de mantecados y otros productos que elaborarán este año dependerán de la demanda. No obstante, José Antonio espera superar la campaña del año pasado, cuando se produjeron 47 toneladas. «Esperamos llegar a las 50», afirma.
De la misma época que La Perla es Sancho Melero, fábrica fundada en 1948 por Diego Sancho Melero. Originalmente fue una panadería que luego se trasladó al Camino de la Campsa para convertirse en fábrica y en los 90 volvió a mudarse al Polígono Industrial de Antequera. En Sancho Melero intentan «imitar lo artesano mediante producción industrial», apunta Jaime Sancho, nieto del fundador, quien afirma que la fabricación se situó el año pasado en torno a unas 1.000 toneladas, siendo la mayor de Antequera. Este año, quizá será menor por la crisis económica. Las Carmelitas Descalzas, que llevan unos 15 años con un obrador de mantecados para su subsistencia, también han notado la crisis económica. «Vienen menos clientes y se llevan menos cantidad», asegura una de las hermanas, quien añade que sus productos los elaboran de forma completamente artesanal a partir de una receta que pasa de convento a convento.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Antequera, más dulce en Navidad

En la fábrica de mantecados La Perla la elaboración sigue siendo artesanal. :: ANTONIO FUENTES

Videos de Málaga
más videos [+]
Málaga
Abrimos la sección tus quejas, dentro de Tu Noticia. Lee las quejas de los demás y realiza la tuya
Envía tus fotodenuncias a Objetivomalaga.com y, si es urgente, hazlo por correo electrónico

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.