diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 18 / 22 || Mañana 17 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Estudian el genoma de una niña de 17 años con un cuerpo de bebé

SOCIEDAD

Estudian el genoma de una niña de 17 años con un cuerpo de bebé

El caso de Brooke, que se comporta aún como un recién nacido, podría ayudar a descifrar los mecanismos del envejecimiento

10.05.10 - 01:42 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Se llama Brooke Greenberg, mide unos 75 centímetros de estatura y pesa siete kilos. Aún tiene los dientes de leche y no sabe hablar. Lo normal en un bebé... si no fuera porque Brooke ha cumplido ya los 17 años. Científicos estadounidenses estudian el genoma de esta adolescente con cuerpo de bebé para descifrar los mecanismos del envejecimiento, según publicó ayer la edición digital de 'The Times'.
«Creemos que tiene una mutación en los genes que controlan su envejecimiento y el desarrollo para que ella parezca estar congelada en el tiempo», declaró al rotativo Richard Walker, profesor de la Universidad de Florida del Sur y responsable de la investigación. El objetivo es comparar su genoma con uno normal, encontrar los genes alterados responsables del proceso y «ver exactamente lo que hacen y cómo controlarlos», explicó.
Brooke Greenberg se comporta como una niña de menos de un año. De hecho, sus padres llevan ya casi dos décadas cambiando pañales. Sin embargo, su organismo no es el de un recién nacido y manifiesta problemas de salud graves e inusuales incluso en una adolescente. La pequeña ha sufrido accidentes cerebrovasculares, convulsiones, úlceras y dificultades respiratorias.
Secretos
En el ADN de Brooke podría estar la explicación -y puede que algunas soluciones- para muchas enfermedades vinculadas a la vejez, o bien aportar pistas que acerquen a la ciencia al perseguido secreto de la eterna juventud. «Si podemos usar su ADN para encontrar el gen mutante, entonces se podría probar en animales de laboratorio para ver si podemos cambiar o retrasar el proceso de envejecimiento a voluntad», añadió Walker a 'The Times'. El caso de esta joven, que vive con sus padres y sus tres hermanas en Baltimore (EE UU), será el tema central de una conferencia que se celebrará esta semana en la Royal Society de Londres con investigadores de todo el mundo.
En Tuenti
Estudian el genoma de una niña de 17 años con un cuerpo de bebé

Brooke (izquierda), con una de sus hermanas. :: THE TIMES ONLINE

Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.