diariosur.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 22 / 29 || Mañana 21 / 32 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Museo Carmen Thyssen entra en su recta final con la colección de obras ya cerrada

CULTURA

El Museo Carmen Thyssen entra en su recta final con la colección de obras ya cerrada

El Ayuntamiento y la baronesa acuerdan el listado de más de 200 cuadros que compondrán los fondos de la institución cultural

10.02.10 - 01:50 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En medio de la penumbra de la calle Mártires, en el corazón de una de las zonas más deterioradas del Centro Histórico, entre las tejas marrones de los techos a dos aguas emerge un cubo blanco y radiante. Un corazón rectilíneo que será el principal encargado de insuflar vida al proyecto cultural más ilusionante que tiene la ciudad entre manos: el Museo Carmen Thyssen-Bornemisza.
Porque en ese receptáculo que ahora sólo ofrece su armazón se podrán ver tanto la colección permanente como las exposiciones temporales que desfilarán por el museo. Una iniciativa que se ha convertido en la gran apuesta municipal en este ámbito. Tanto es así, que el museo de la baronesa representa el mascarón de proa de la candidatura local para ser Capital Europea de la Cultura en 2016.
A punto de cumplirse tres años desde que se anunciara el proyecto, el Museo Carmen Thyssen-Bornemisza enfila ahora la recta final que le debe llevar a su inauguración a finales de este año. Así, la actuación atraviesa estos días dos momentos cruciales. El primero lo marca el buen ritmo en la construcción de la sede; mientras que el segundo, menos visible, quizá más delicado, viene de las negociaciones entre el Ayuntamiento y la baronesa para cerrar la colección del centro.
En este último apartado, el historiador Tomás Llorens -conservador jefe durante 14 años del Museo Thyssen de Madrid y encargado de elaborar la relación de piezas que se verán en el centro malagueño- adelanta que el listado «está cerrado en términos sustanciales». Es más, Llorens confirma que el catálogo del museo «supera las 200 obras de arte».
El propio alcalde Francisco de la Torre reitera que la relación de obras «ya está concretada», si bien prefiere no desvelar por ahora algunas de las piezas cedidas por la baronesa hasta el año 2025. Sí adelanta De la Torre que la firma del protocolo entre el Ayuntamiento y Carmen Thyssen-Bornemisza está prevista para este mismo mes. Es más, la visita que la baronesa tiene previsto realizar a la ciudad pasado mañana abre la puerta al posible anuncio oficial del catálogo de fondos que compondrá la colección del museo malagueño.
Nombres con cuentagotas
Cabe recordar que los trabajos para concretar el listado se han visto enrarecidos en los últimos meses por el conflicto entre la baronesa y su hijo Borja en relación a los derechos sobre la colección de obras de arte de Carmen Thyssen-Bornemisza. Un patrimonio que supera el millar de referencias y del que deben salir las piezas que ocuparán las salas del centro que se erige en la calle Compañía.
Además, la portentosa colección de la baronesa centra estos días las negociaciones entre la baronesa y el ministerio de Cultura para prorrogar la estancia de sus cuadros en el museo del paseo del Prado madrileño. El préstamo gratuito de la baronesa concluye en febrero de 2011. El lunes se reunieron Carmen Thyssen y la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde, aunque por el momento no se ha llegado a un acuerdo.
De vuelta al Museo Thyssen de Málaga, la expectación que genera el proyecto, en general, y el catálogo de obras de arte, en particular, ha llevado a la baronesa a ir anunciando con cuentagotas algunos de los autores que formarán parte de ese listado. En anteriores visitas a la ciudad, la baronesa ha adelantado que el museo que llevará su nombre contará con piezas de Sorolla, Zurbarán, Zuloaga o Regoyos. Y hasta ahí han llegado los detalles.
Sí se sabe que el Museo Carmen Thyssen-Bornemisza organizará su propuesta en ocho apartados temáticos diseñados por Tomás Llorens. El conservador aclara que el recorrido cronológico se centrará en el periodo que va desde principios del siglo XIX hasta los primeros años del XX. Aun así, Llorens apuntala que el centro también contará con «una pequeña sección del siglo XVII» que abrirá el discurso expositivo de la institución.
Junto con Tomás Llorens, otros expertos del Museo Thyssen de Madrid están participando en la puesta en marcha del centro malagueño. Es el caso de los especialistas en seguridad y conservación de la 'central' madrileña que asesoran a los técnicos municipales en la edificación del nuevo equipamiento.
Trabajo a destajo
Un tajo en el que se trabaja a destajo. No en vano, el turno actual va de las 7.00 a las 23.00 horas, como aclara José María Gómez Aracil, director de la oficina municipal que supervisa la construcción del Museo Carmen Thyssen-Bornemisza. Ese intenso ritmo de trabajo se mantendrá hasta que se termine de levantar la estructura del edificio; es decir, hasta finales de marzo, según los plazos manejados por Gómez Aracil.
A vista de plano surge una primera aclaración. El Museo Thyssen de Málaga tendrá su sede en el palacio de Villalón. Esa será su puerta de entrada, su escaparate; aunque para contemplar las obras de arte habrá que acceder a ese nuevo espacio rectangular que ahora se perfila entre las calles Mártires y San Telmo.
Gómez Aracil explica que la estructura del sótano ya está terminada. Allí se podrán visitar los restos arqueológicos de época romana encontrados durante las excavaciones e integrados en el proyecto museológico. Sobre este espacio se levantarán cuatro niveles más. Así, la planta baja quedará para las exposiciones temporales, mientras que la colección permanente ocupará los tres pisos superiores.
Gómez Aracil calcula que de los 7.146,85 metros cuadrados que ocupará la institución, unos 4.500 metros quedarán para la exhibición de obras de arte. En este sentido, el director de la oficina municipal recuerda que el futuro museo ofrecerá más de seis metros cuadrados de nueva construcción.
De este modo, el Museo Carmen Thyssen-Bornemisza tendrá como eje central el palacio de Villalón. A al espalda y en el anexo del inmueble se articulará la oferta expositiva del centro; mientras que los usos administrativos, los almacenes y la sede de la fundación del museo ocuparán el edificio situado al otro lado de la calle Mártires, pero unido al palacio por una pasarela cubierta a la altura del primer piso.
Un paseo de varios siglos
Por tanto, el Museo Thyssen de Málaga ofrecerá al visitante un paseo histórico y artístico de varios siglos. El trayecto comenzaría con los restos romanos de los siglos III y IV integrados en el subsuelo; seguiría con el rescatado palacio de Villalón, construido a principios del XVI; tendría la siguiente escala en las pinturas murales de finales del XVIII recuperadas en dos inmuebles de la calle Mártires y desembocaría en los cuadros de los siglos XIX y XX que marcan el tránsito de la plástica española hacia la modernidad.
En Tuenti
El Museo Carmen Thyssen entra en su recta final con la colección de obras ya cerrada
Recreación virtual de cómo será el Museo Thyssen de Málaga.
Videos de Culturas
más videos [+]
Culturas

Busco trabajo

Primer empleo

Buscar
Diario SUR

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.