La Universidad de Málaga, pionera en técnicas moleculares de vanguardia

El equipo del Laboratorio de Biología Molecular del Cáncer y su director, Emilio Alba./SUR
El equipo del Laboratorio de Biología Molecular del Cáncer y su director, Emilio Alba. / SUR

En el Laboratorio de Biología Molecular del Cáncer identifican alteraciones en los genes para poder aplicar tratamientos específicos

PABLO MARINETTO

El laboratorio de Biología Molecular del Cáncer de la Universidad de Málaga se ha convertido en todo un referente en el desarrollo de técnicas de investigación de esta enfermedad. Cuenta con un grupo de profesionales con amplias capacidades dirigido por el profesor Emilio Alba y una infraestructura puntera en el sector cedida por la Asociación para la Investigación Oncológica en Málaga (AIOM).

Doctores en biología, investigadores predoctorales y técnicos especialistas de laboratorio y de anatomía patológica trabajan a diario con unos equipos que permiten identificar alteraciones en determinados genes para los que existen tratamientos médicos específicos. Uno de los objetivos principales del laboratorio es el apoyo al diagnóstico, pero también están inmersos en proyectos de investigación traslacional del cáncer. Por todo ello, su conexión con el Hospital Universitario Regional y el Virgen de la Victoria es directa, colaborando en la selección de muestras con los Servicios de Anatomía Patológica y las UGC de Oncología.

El análisis de alteraciones en genes en pacientes oncológicos sigue un proceso de secuenciación que es posible gracias al equipo facilitado por AIOM. En muy poco tiempo consigue identificar alteraciones en pacientes concretos para que puedan beneficiarse de tratamientos personalizados.

El oncólogo del paciente en cuestión es el encargado de formular la solicitud de análisis para que los patólogos seleccionen el área de la muestra con células tumorales. Dicha muestra se procesa en el laboratorio, donde a través de los datos obtenidos se puede valorar la existencia de una alteración genética. Luego, los resultados se trasladan de vuelta al oncólogo.

Gracias a los fondos FEDER, el laboratorio también dispone de una plataforma para el análisis de expresión. Mediante una tecnología innovadora, llevan a cabo tanto estudios de distintos tipos de tumores como predicciones de la evolución de determinados pacientes con cáncer de mama. «En el caso concreto de los pacientes con cáncer de mama, realizamos un estudio que combina el contaje digital de moléculas con parámetros clínicos como el tamaño del tumor y la afección ganglionar, permitiendo así identificar grupos de pacientes de bajo, medio y alto riesgo», explica la coordinadora técnica del laboratorio, Martina Álvarez. Este tipo de acciones resultan fundamentales para el oncólogo a la hora de decidir la estrategia de tratamiento a seguir con un determinado paciente. Otra de las técnicas que ha convertido al laboratorio en referente de investigación es la biopsia líquida para el estudio del cáncer de colon, que mediante la extracción de sangre estudia tanto las células tumorales como el material genético tumoral libre en sangre. Una herramienta poco invasiva pero muy útil para el seguimiento de pacientes portadores de estas alteraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos