A la sombra de Hipócrates

Otro ejemplar de este árbol se plantó ayer en Barcelona/SUR
Otro ejemplar de este árbol se plantó ayer en Barcelona / SUR

La Facultad de Medicina plantará hoy un árbol descendiente del que acogió, hace 24 siglos, las charlas del famoso médico y filósofo griego a sus discípulos

FRANCISCO GUTIÉRREZ

'A grandes males, grandes remedios’. Es una de las frases que se supone pronunció el médico y filósofo Hipócrates, hace 24 siglos, a sus discípulos. Y bien pudo ser a la sombra de un gran plátano de oriente en la isla griega de Kos. Aquel árbol desapareció, pero su lugar lo ocupa un descendiente directo, que ya tiene unos 500 años de antigüedad. De un brote de sus ramas se ha obtenido un pequeño arbolito, que encierra una gran simbología. Tanta como el compromiso de servicio público que expresan cada final de curso los estudiantes que terminan su carrera de Medicina. Hoy, coincidiendo con la festividad de su patrón, en los jardines de la facultad, se va a plantar este pequeño árbol que ha llegado desde la isla griega; los estudiantes seguirán jurando en el salón de actos de la facultad, mientras crece y se desarrolla.

Muy pocas universidades cuentan con un árbol descendiente del de Hipócrates. El acto que tendrá lugar esta tarde en Málaga se celebró ayer en Barcelona. Además de estas dos ciudades españolas, ejemplares de este plátano de oriente se encuentran en las universidades de Boston, Washington, Montpellier, Salerno y Uppsala.

El árbol es un ofrecimiento de la isla de Kos a la Facultad de Medicina de Málaga. Su decano, Pablo Lara, explica que esta donación ha sido posible gracias a las gestiones del doctor Eduardo de Teresa Galván, jefe de la Unidad Clínica del Corazón del hospital Universitario y profesor de la facultad, y la colaboración del Movimiento para el Legado Hipocrático. También han intervenido la Real Academia de Medicina y Cirugía de Andalucía Oriental y el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Málaga.

«Por medio de sus contactos con responsables de la isla de Kos surgió la idea de la donación de este árbol. A nosotros nos pareció una oportunidad magnífica, y lo hemos hecho coincidir con la festividad de nuestro patrón». Para Lara Muñoz, la figura de Hipócrates de Kos es fundamental, no solo porque sea considerado padre de la medicina moderna, sino también porque «supo darle una visión humanista, colocó a las personas en el centro de atención del médico, lo que coincide con la visión más actual de la Medicina, aunque él enseñó hace casi 2.400 años», explica Lara Muñoz.

Los historiadores consideran a Hipócrates de Kos padre o fundador de la medicina moderna. Consiguió liberar a la medicina de sus componentes místicos, religiosos y supersticiosos, demostrando que la enfermedad no tenía nada de sobrenatural, sino que era, al contrario, un proceso natural, el síntoma externo a la actividad de organismos patógenos. Según algunos textos, nació en el 460 antes de Cristo, y vivió hasta los 104 años. A él se debe el que se conoce como ‘juramento Hipocrático’, que es el que realizan los estudiantes de Medicina cuando terminan la carrera. Es, básicamente, un código de conducta para los nuevos médicos, en el que destacan los aspectos éticos de la profesión, como es la obligación de defender y preservar la vida, la necesaria humildad en el ejercicio de su profesión, el respecto hacia los enfermos y sus familias e incluso el deber de secreto profesional.

Mensaje muy actual

Un mensaje, la medicina social, centrada en las personas, que está hoy día «más actual que nunca», según el decano. El humanismo en la medicina y el papel de Hipócrates en esta corriente será el eje de la intervención del profesor Eduardo de Teresa, previsto en el acto de esta tarde. Además del decano y del rector, a la plantación de este ejemplar asistirá el director de relaciones internacionales del Ayuntamiento de Kos, Nikos Kantarzis. Han sido dos los ejemplares de este plátano de oriente (Platanus orientalis) que se ha traído a España: ayer participó en la plantación de este árbol en la Universidad de Barcelona.

Después, la festividad del patrón, San Lucas, se trasladará al aula magna de la facultad. Se distinguirá al mejor expediente académico y al doctor que ha obtenido premio extraordinario de doctorado. Este año, la medalla de honor de la facultad se ha concedido a la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada.

Fotos

Vídeos