Poca demanda o falta de espacio llevan a la UMA a reducir 140 plazas de nuevo ingreso

Poca demanda o falta de espacio llevan a la UMA a reducir 140 plazas de nuevo ingresoGráfico

Importante ajuste en Historia, con 50 puestos, y menor en Económicas, Telecomunicación o Ingenierías Industriales, con una previsión de 7.540 alumnos para el curso 2018/19

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La Universidad de Málaga está planificando el próximo curso escolar, y una de las primeras medidas que se aprueban es la oferta de plazas de nuevo ingreso. Como sucedió el curso pasado, la UMA vuelve a reducir su oferta, en 140 plazas, una cifra algo superior a lo se produjo ya para este 2016/17 (115 menos). La falta de espacios en algunos casos, ajustar la oferta a la demanda real en otros, o bien intentar elevar el nivel de los alumnos que llegan en un intento de frenar las tasas de fracaso y abandono, son las principales causas que justifican este descenso en el número de plazas.

En total, la UMA ofertará 7.540 plazas de nuevo ingreso (para este curso han sido 7.680 y en el anterior habían sido 7.830), según la propuesta de los centros que tiene que ser ratificada por el consejo de gobierno de hoy lunes. Estos nuevos estudiantes se incorporarán tras superar las Pruebas de Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad, PEvAU), que se celebran los días 12, 13 y 14 de junio. Podrán solicitar plaza en alguna de las 68 titulaciones (tanto grados como dobles grados) que oferta la UMA en sus 17 escuelas técnicas y facultades, más las dos escuelas asociadas, de Antequera y Ronda.

La Facultad de Filosofía y Letras sigue a la cabeza en oferta de plazas académicas, cercana a las 900, aunque este curso se ha producido un sensible descenso en cuanto al grado de Historia, que pasa de 250 a 200 plazas, una medida que se toma, según su decano, Juan Antonio Perles, para «ajustar la oferta a la demanda».

El segundo centro en cuanto a oferta de nuevo ingreso, pero que tiene mayor número de alumnos, es la Escuela de Ingenierías Industriales. Aquí también se ha propuesto un pequeño ajuste, que afecta en total a 35 plazas. Su director, Alejandro Rodríguez, se queja del gran número de alumnos que tiene su centro, y de que en algunos casos llegan jóvenes sin preparación o motivación, lo que provoca altos índices de fracaso y abandono. Bajar el número de plazas es un primer paso para intentara elevar el nivel de los alumnos. Otra escuela técnica, en este caso la de Telecomunicación, ha retocado sensiblemente, a la baja, la oferta de nuevo ingreso para todos sus grados (imparte cinco en total).

El problema en Económicas es, en cambio, la falta de espacio que aqueja al centro. Por esto la junta de facultad ha propuesto reducir las plazas de nuevo acceso, en este caso 30 menos, que afectan en su totalidad al grado de Administración y Dirección de Empresas, el que más plazas oferta, 250 en total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos