Nueve de las diez mejores notas de admisión en la UMA son de alumnas

Las ocho chicas y un chico –al acto no asistió una estudiante– con mejores notas de admisión en la Universidad. /Francis Silva
Las ocho chicas y un chico –al acto no asistió una estudiante– con mejores notas de admisión en la Universidad. / Francis Silva

La Universidad también entrega a los 58 mejores expedientes la beca de inmersión lingüística para viajar este verano a Estados Unidos o Canadá

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Ha faltado poco para el pleno femenino. Nueve de las diez mejores notas de admisión a la Universidad de Málaga este curso académico son de chicas. La UMA ha querido reconocer a este grupo de alumnas (y un alumno) y premiar su esfuerzo y entrega a los estudios y que hayan elegido la Universidad de Málaga. El rector les entregó ayer una tablet de regalo y la Fundación General un curso de idiomas valorado en 600 euros. También son mayoría las chicas entre los becados este curso para realizar una estancia en Estados Unidos o Canadá, 39 mujeres y 19 hombres. Una presencia mayoritaria de mujeres en las aulas que el rector, José Ángel Narváez, espera que en poco tiempo se refleje en una mayor presencia femenina en los órganos de gobierno de la institución. «Trabajaremos para que dentro de un tiempo la mujer ocupe el 90 por ciento de puestos de responsabilidad, es un talento que no se puede quedar en el camino», dijo a los estudiantes.

No se había dado hasta ahora un desequilibrio tan marcado en estos premios a las mejores notas de admisión (la nota de selectividad). El año pasado fueron seis mujeres y cinco hombres los premiados (se dio el caso de un empate en la nota de dos estudiantes, por lo que fueron once los premiados, y no diez).

Medicina y Traducción

La mejor nota de selectividad ha correspondido a Marina Estrada, con un 13,905 sobre 14. Estudió Bachillerato en La Presentación y ahora en la UMA se ha atrevido con dos carreras, Traducción e Interpretación e Historia del Arte. Aún así, este primer cuatrimestre le ha salido muy bien, y confiesa que la universidad le está gustando mucho más de lo que esperaba. También se ha decantado por Traducción e Interpretación Clara Cruz Domínguez, que estudió Bachillerato en el Salvador Rueda. Se muestra muy satisfecha con su elección, tras un primer cuatrimestre con muy buenos resultados, y afirma que «lo que más me gusta de la universidad es que nos tratan como a personas adultas, no nos dicen lo que tenemos que hacer, nos dan responsabilidad». En el mismo instituto estudió María Elena Cornax Martín. Ha llegado a la UMA con 17 años y cursa Medicina, una carrera que, asegura, exige tiempo de estudio. Ya han pasado por el depósito de cadáveres, y reconoce que «pensaba que me iba a impresionar más, pero para nosotros un cadáver es como un libro en el que estudiar». También en un instituto público estudió Blanca Roca, en este caso el IES Río Verde de Marbella, que se inclinó por el Derecho.

Foto de familia con los becados para EE UU o Canadá.
Foto de familia con los becados para EE UU o Canadá. / Francis Silva

Por Maristas pasaron otras dos de las diez mejores notas de selectividad: Rebeca Gutiérrez Torres, que hace Derecho, y Guillermo Sánchez-Guijo Benavente, matriculado en Medicina. También en colegios privados estudiaron María Díaz García, (San Estanislao), que se ha inclinado por Ingeniería Industrial; Blanca Salgado Fuentes (Los Olivos), matriculada en Bioquímica y Alicia Roldán (Las Esclavas), que cursa Medicina. Finalmente, Ana Torres Reyes no pudo asistir al acto.

Mejor preparados

Tanto el vicerrector de Estudiantes, José Francisco Murillo Mas, como el rector felicitaron a los estudiantes y coincidieron en afirmar que la entrega de estos premios es uno de los actos más entrañables y relevantes para la UMA. Murillo Mas aseguró que cada curso llegan a la Universidad «estudiantes mejor preparados» y el rector dijo que la universidad no tendría sentido sin sus alumnos. Les dijo que es de justicia reconocer su esfuerzo, trabajo y talento para alcanzar estas notas tan sobresalientes y que la UMA se esforzará para darles la mejor formación posible, pero también para hacer de ellos buenas personas. «Viendo a estudiantes como vosotros me tranquiliza el futuro, porque sé que seréis capaces de hacer un mundo mejor», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos