La nueva Facultad de Turismo tendrá cocinas, sala sensorial y de catas

Pasillos de la Facultad de Turismo. /Paula Hérvele
Pasillos de la Facultad de Turismo. / Paula Hérvele

Dieciocho estudios de arquitectura se interesan en el proyecto del edificio, que tendrá capacidad para 1.800 estudiantes y un coste estimado superior a 18 millones de euros

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La Universidad de Málaga sigue con la planificación de sus nuevos centros en la ampliación de Teatinos y a las obras ya iniciadas para la futura Facultad de Psicología y Logopedia y a la aprobación del proyecto del nuevo Rectorado se une ahora el nuevo edificio para la Facultad de Turismo. La mesa de contratación está a punto de dar a conocer la empresa o estudio al que se encargará la redacción de los proyectos básicos y de ejecución de esta importante infraestructura.

Dieciocho empresas se han presentado a este concurso, lo que da idea del interés que ha suscitado este nuevo equipamiento, que contará con un presupuesto superior a los 18 millones de euros. Únicamente la redacción del proyecto básico y de ejecución, la dirección de obra y los estudios de seguridad y salud están presupuestados en algo más de un millón de euros, sin contar con el IVA.

El centro llevará asociado un hotel, que se levantará en la zona norte de la ampliación de Teatinos

Turismo comparte edificio con Ciencias de la Comunicación. El nuevo equipamiento estará situado en la ampliación, justo detrás de Psicología y Logopedia, en una parcela de 17.000 metros cuadrados y una edificabilidad de 26.000 metros cuadrados. La facultad está dimensionada para unos 1.800 estudiantes y 144 profesores. En este curso académico, estudian Turismo algo menos de mil alumnos.

Laboratorios de prácticas

En el programa de necesidades de este futuro equipamiento llaman la atención los laboratorios de prácticas que deben prever los diseñadores. En concreto, hay dos salas de catas, para unos 25 estudiantes cada una, así como dos salas para tecnología de los alimentos. Estas tendrán un área de preparación de alimentos y zona de elaboración y cocinado. Esta zona estará equipada con las instalaciones e infraestructuras propias de una cocina industrial. Otras dos salas estarán dedicadas al ‘análisis sensorial’. Como curiosidad, estas salas tendrán un sistema de oscurecimiento y control de intensidad lumínico.

Finalmente, están previstas otras dos salas denominadas de gastronomía. Estarán dispuestas en forma de grada para poder facilitar el seguimiento de los procedimientos que se desarrollen en el estrado, que contará con las infraestructuras propias de una cocina convencional monopuesto.

Este equipamiento trata de responder a las necesidades de la nueva titulación que se va a implantar en el centro, la de Ciencias Gastronómicas y Gestión Hotelera, que se ofertará a partir del curso 2019/20. Su finalidad es formar a profesionales con una buena base de conocimientos científicos, tecnológicos, de salud y de gestión empresarial, capaces de diseñar proyectos y gestionar servicios gastronómicos en la alta cocina, de la restauración comercial y colectiva y de la industria alimentaria.

La Facultad de Turismo de la UMA llevará asociado un hotel. Está prevista su construcción en una parcela situada al norte del campus, al otro lado de las vías del metro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos