Un millar de universitarios disfrutarán de la beca Erasmus, que ha endurecido el requisito de idioma

Becarios erasmus durante una reciente sesión informativa en la Universidad de Málaga. /Migue Fernández
Becarios erasmus durante una reciente sesión informativa en la Universidad de Málaga. / Migue Fernández

Los países que piden niveles básicos o elementales, como Italia, Portugal y Polonia, acaparan un tercio de los estudiantes

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Algunos han tenido que volverse después de comprobar que su nivel de inglés no les permitía seguir las clases. En otros, ha sido la propia universidad la que, en vista del bajo rendimiento, ha 'devuelto' al alumno porque podrían influir en los resultados finales de la universidad y, en consecuencia, mermar su credibilidad e incluso financiación. La casuística que se presentaba cada año era muy variada, de manera que este año la Universidad de Málaga ha modificado los criterios de selección de los estudiantes erasmus: ya no se exige un nivel de idioma idéntico para todos, sino que cada alumno debe acreditar el que exija la universidad a la que se quiere ir. Muchos se han asegurado la beca solicitando universidades de Italia, Polonia o Portugal, donde o no se exige acreditar su idioma, o se pide un nivel básico de inglés.

«Algunas universidades se han quejado del nivel de inglés de los alumnos, sobre todo porque eran incapaces de seguir las clases», señala la vicerrectora de Internacionalización, Susana Cabrera. Hasta ahora, la UMA exigía un nivel B2 (intermedio alto) en inglés, aunque en países como Polonia o República Checa era suficiente un B1 (intermedio), mientras que para francés, italiano, portugués o alemán el nivel requerido era un B1. Incluso, para completar las plazas disponibles, al final se admitían a los alumnos que aún sin aprobar tenían algunos conocimientos mínimos de inglés. De esta manera, se enviaba a estudiantes con un nivel de idiomas deficiente. «Los alumnos tenían que volver a examinarse para acreditar el nivel mínimo antes de salir a la universidad de destino». Incluso se han dado casos de alumnos que se han tenido que volver porque no podían seguir las clases. También se han dado casos de universidades inglesas y de Dinamarca que han expulsado a los alumnos: aquí los niveles de calidad e incluso la financiación están relacionadas con los resultados de los alumnos.

Cambio de normativa

«Para evitar este tipo de problemas y garantizar que cada alumno va con el nivel de idioma requerido, este año lo que hemos hecho es exigir el nivel de idioma que pide cada universidad de destino, en vez de fijarlo nosotros», explica la vicerrectora.

Este cambio en la normativa ha desorientado a los estudiantes, y las solicitudes de becas han llegado a un menor ritmo del esperado. Pero, finalmente, este próximo curso se mantiene por encima del millar el número de estudiantes que realizarán algún cuatrimestre o todo el curso en una universidad europea. Según los últimos datos del vicerrectorado de Internacionalización, serán 1.104 los alumnos Erasmus. De esta manera la cifra supera a la del curso actual (1.069). Además de la convocatoria Erasmus, la UMA tiene otras becas para destinos internacionales. Serán 196 los que estudiarán en universidades de EE UU y Canadá, sudamericanas o de Corea, Japón, Australia y Taiwan (este curso la convocatoria UMA ha beneficiado a 177 estudiantes).

Italia, destino de moda

Diversas instituciones acreditan el nivel de idiomas, como las escuelas oficiales, Cambridge, Trinity o la Fundación General de la UMA. En su centro de idiomas se realizan periódicamente exámenes de los diferentes idiomas. Los últimos fueron en noviembre de 2017, aunque a ellos se pueden presentar tanto alumnos que se quieren ir de erasmus como cualquier otra persona interesada en tener una certificación oficial de su nivel de inglés. En el caso de los exámenes de noviembre, se presentaron un total de 875 estudiantes universitarios, la mayoría, 755, para el inglés (niveles B1 y B2). Aprobaron 490 y suspendieron 250. En el caso del francés también se realizaron exámenes de los dos niveles, con 45 aprobados y 5 suspensos. Para alemán e italiano el examen fue para el nivel B1. En el primer idioma, hubo 9 aprobados y 4 suspensos, y en el caso del italiano, 13 aptos y 39 no aptos. Para los idiomas portugués y griego no se requiere acreditación de idioma.

Muchos estudiantes han decidido no arriesgar e ir a lo más asequible. De esta manera, llama la atención el importante incremento de alumnos que han elegido Italia, que duplica el número de erasmus (de 66 este curso a 131 para el próximo). La explicación puede ser que la mayoría de las universidades no exigen acreditar el idioma y se recomienda un nivel B1 e incluso un A2 (de principiantes) en italiano. Algo similar ha sucedido con Portugal, que pasa de 59 a 105 estudiantes.

«Más lioso»

La UMA ha desarrollado en las últimas semanas diferentes reuniones con estudiantes para aclarar las cuestiones relativas a su futura estancia en el extranjero. Y el tema del idioma es una de sus mayores preocupaciones. John González, estudiante de tercer curso de Ingeniería de Organización Industrial, explica que «me he puesto a estudiar alemán» porque quiere ir a una universidad alemana, que es donde más asignaturas le convalidad. Pero le exigen un B2 de alemán. Universidades de Austria también están pidiendo un B2 de alemán, y en algunos casos hasta un C2 (Evangelische Fachhochschule Berlin).

Polonia sigue siendo el destino más solicitado, con 197 estudiantes malagueños de erasmus el próximo curso. En primer lugar, por el nivel de vida, entre los más económicos. También era muy popular por su baja exigencia de nivel de inglés, aunque ya en la mayoría de los casos se ha pasado de un B1 a un B2. A Polonia irán Lidia Ojeda y María Olmedo, estudiantes de segundo de Derecho. Tienen un nivel de inglés suficiente y, como en el caso de Daniel Castro, en tercer curso de Organización Industrial, lo que más les preocupa es la convalidación por la UMA de las asignaturas que cursen en la universidad de destino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos