Estudiantes de la Universidad de Málaga piensan en un mundo mejor

Jóvenes participantes en la iniciativa. /Álvaro Cabrera
Jóvenes participantes en la iniciativa. / Álvaro Cabrera

Unos 70 jóvenes participan en un concurso que premia la idea empresarial más original

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZMálaga

Pensar en un mundo mejor, en medios, mecanismos o aplicaciones que hagan la vida más fácil y agradable. Un grupo de jóvenes universitarios se han encerrado durante dos días con el fin de alumbrar una idea brillante. Son los estudiantes que participan en la nueva edición del concurso Ideas Factory, que busca una idea original que pueda tener posteriormente un desarrollo comercial.

Esta sexta edición del concurso se desarrolla entre el jueves y hoy viernes, y el sábado se dará a conocer la decisión del jurado. Se presentaron 130 personas y 148 ideas. El jueves se seleccionaron 70 estudiantes que han formado once equipos que van a desarrollar cada uno de las ideas seleccionadas.

Los jóvenes contará con la ayuda de mentores para desarrollar y concretar su idea de negocio. Son estudiantes de un total de 28 titulaciones de la UMA, entre las que destacan los de Marketing, Administración y Dirección de Empresas y algunas ingenierías. La idea, original de la UMA, se ha exportado a otras universidades y el Ideas Factory ya se celebra también en Sevilla, Córdoba, Pablo de Olavide y Almería.

Las ideas que están desarrollando este grupo de jóvenes en el edificio El Rayo Verde tienen como denominador común mejorar la vida de las personas. Así, un equipo trabaja en una aplicación que ayuda a los estudiantes a elegir sus estudios universitarios; otros trabajan en un 'palo-guía' para personas invidentes; hay quien ha pensado en la mejor forma de prevenir los incendios, en un portero inteligente que se pueda controlar desde el móvil e incluso en mejorar el reciclaje incentivando comportamientos cívicos y sostenibles.

Juan Manuel Zafra, Sergio Jiménez, Belén Sicsu, Elisabeth Molina y Pablo Crespo trabajan en el proyecto que han denominado 'Parruk'. Se trata de una aplicación para móvil que facilita el aparcamiento. Se trata de poner en contacto a una persona que va a dejar una plaza libre con otra que se dirige a esa zona. “Hay una pequeña compensación económica, por el tiempo de espera”, explican los estudiantes. Pero “se ahorra tiempo y dinero y evitamos contaminación”. En otro grupo están Eloy González, Alejandro Pino, Olga Asensio, Andrés Podadera y David Ruiz. Su idea es la de un portero electrónico conectado con un smartphone. De esta manera, se puede controlar abrir la puerta desde el teléfono móvil, o hablar con la persona que ha llamado para darle alguna indicación.

Una máquina de reciclaje de latas es la idea que defiende el equipo en el que participan Javier Serano, Raúl Peláez, José Antonio Sánchez, Samuel Jesús González y José Luis Pérez. La persona que recicla recibiría una compensación económica, en forma de cupones a canjear en la propia tienda.

El sábado se conocerá la idea ganadora. Con los equipos de las otras universidades participarán en unas jornadas de emprendimiento e innovación en una ciudad española.

Fotos

Vídeos