Eddy Tabora recibe en nombre de los periodistas hondureños el VIII Premio Libertad de Prensa

Eddy Tabora recibe en nombre de los periodistas hondureños el VIII Premio Libertad de Prensa
Fran Acevedo

El galardón, auspiciado por la Cátedra Unesco de Comunicación de la UMA, reconoce la lucha por la seguridad de los profesionales en el país latinoamericano

SUR

Eddy Tabora, representante del Comité por la libertad de expresión en Honduras C-Libre, ha recibido hoy el VIII Premio Internacional Libertad de Prensa 2017 de la Universidad de Málaga, que propone la Cátedra UNESCO de Comunicación y que reconoce “la encomiable labor de esta organización en la defensa de la libertad de prensa en Honduras y la seguridad de los periodistas en el país latinoamericano”.

62 periodistas han muerto desde el año 2000 en Honduras, 55 de ellos en los últimos siete años, periodo en el que la zona ha sufrido nada menos que tres golpes de estado, una situación política que, en palabras del galardonado, “aumenta el riesgo de los que tienen la palabra como herramienta”, los periodistas. Máxime teniendo en cuenta la población de Honduras: 8,7 millones de habitantes. Haciendo una proyección, es como si España -con 47,4 millones- hubiese tenido un registro de 340 profesionales asesinados, a razón de 20 periodistas muertos violentamente al año.

El acto de entrega del VIII Premio Libertad de Prensa se ha celebrado en el Rectorado de la Universidad de Málaga, presidido por el rector, José Ángel Narváez, acompañado, entre otras autoridades, por el presidente de la Cátedra Unesco de Comunicación de la UMA, Bernardo Díáz-Nosty; Elsa González, presidenta de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España; Rosario Soraide, representante del sector de Comunicación e Información de la UNESCO, e Inmaculada Postigo, decana de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Málaga. El vicerrector de Política Institucional, Juan Antonio García Galindo, y el director de Comunicación, Juan Francisco Gutiérrez, también han asistido al acto.

Eddy Tabora ha agradecido especialmente la entrega del premio en la Universidad, al considerar que “es muy importante que nos unamos los periodistas y la Academia para evitar que ocurra lo que hoy estamos denunciando”. Para justificar sus palabras, contó que hace sólo dos días se ponía en contacto con su asociación una reportera hondureña que recibió insultos y graves amenazas. Tabora, con la voz, rota, ha dicho categórico: “Esto no puede pasar. No es normal, porque se pone en precario la democracia”.

Su argumento ha sido defendido por todos los intervinientes. El catedrático Bernardo Díaz Nosty, ante un numeroso auditorio compuesto, en su mayoría, por estudiantes de Periodismo, se ha solidarizado con la dramática situación que sufren hoy en día los profesionales latinoamericanos, en especial los de Honduras, por lo que ha pedido expresamente que el Observatorio para la Libertad de Prensa en América Latina –cuyos miembros proceden mayoritariamente del mundo universitario- realice una labor de “voluntariado” en los institutos, para así ir inculcando estos valores desde edades cada vez más tempranas.

Añadió el director de la Cátedra Unesco de la Comunicación de la UMA que el premio que se otorga en Málaga –con reconocimiento nacional e internacional- tiene mucho valor, “dado que la mayoría de los premios sobre periodismo los conceden los medios, pero los grandes reconocimientos en esta área los deciden las universidades, en este caso la de Málaga-

El veredicto ha sido tomado por un jurado integrado por los decanos de las Facultades pertenecientes a la Asociación Española de Universidades con Titulaciones de Información y Comunicación (ATIC). El premio destaca Honduras es el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo.

La edición de este año ha otorgado una mención especial a la periodista mexicana Carmen Aristegui, quien ha enviado un video de agradecimiento. En su lugar ha recibido el premio su compañero Manuel de Santiago.

Otros galardonados

El Premio Internacional Libertad de Prensa de la Cátedra UNESCO ha celebrado este año su octava edición. En anteriores ocasiones ha sido concedido a la periodista congoleña Caddy Adzuba, por la defensa de la integridad de las mujeres periodistas en África; a los periódicos The New York Times, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y El País, por la publicación de los papeles de Wikileaks; a Fran Llorente, director de los servicios informativos de Televisión Española, en reconocimiento de una labor periodística ajustada a los postulados profesionales que debe guiar a los medios públicos; a Gervasio Sánchez, por su trabajo como fotoperiodista en la denuncia de conflictos bélicos silenciados y en la defensa de la ética profesional y los derechos humanos; y a Andrés Rábago, El Roto, por la crítica sugerente de sus viñetas en el diario El País. La penúltima galardonada fue Lucía Lagunes Huerta, directora general de la agencia multimedia Comunicación e Información de la Mujer (México). Y el año pasado, el reconocimiento recayó en el periodista turco Dogal Tiliç.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos