Colas en varias facultades al coincidir el inicio de curso con cien bajas laborales

Imagen de ayer en la secretaría de Ingenierías Industriales./F. G.
Imagen de ayer en la secretaría de Ingenierías Industriales. / F. G.

La UMA anuncia la contratación «urgente» de personal interino hasta final de año para solucionar los problemas en las secretarías

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Cansados de esperar, varios jóvenes se sientan en el suelo. Otras chicas se hacen con unas sillas para hacer más llevadera la espera ante la puerta de secretaría de la Escuela de Ingenierías Industriales. En Derecho, la cola ocupa más de la mitad de su amplio vestíbulo, con jóvenes también sentados en varios pupitres y bancos situados frente a la puerta de secretaría. Juan López mostraba su disgusto ante la cola y la prolongada espera: «He pedido permiso en el trabajo para acompañar a mi hija, y no esperaba tardar tanto tiempo». En otra de las facultades más afectadas, la de Ciencias de la Educación, la cola llegaba casi al otro extremo del vestíbulo, donde se encuentra la entrada a la secretaría de la Facultad de Psicología.

En este inicio de curso, uno de los momentos del año con mayor volumen de trabajo en las secretarías de los centros, se ha dado la coincidencia de varias bajas laborales, con dos y hasta tres funcionarios afectados, lo que en algunos casos supone la mitad de la plantilla. En otros casos se han producido vacantes, por la promoción de algunos de estos funcionarios a otros puestos sin que se haya buscado sustituto para el primero. De esta manera, la gerente de la UMA, María Jesús Morales, anuncia «un plan de choque urgente» para contratar desde este mismo lunes a personal interino. A día de ayer había unas cien bajas en la UMA, de una plantilla de casi 1.400 personas entre personal funcionario y laboral.

Estudiantes en Ciencias de la Educación. Al fondo, la entrada a secretaría.
Estudiantes en Ciencias de la Educación. Al fondo, la entrada a secretaría. / F. G.

El decano de la Facultad de Derecho, Juan José Hinojosa, afirmó que la situación en su centro «es insostenible. En el inicio de curso hay más trabajo, con una plantilla normal se podría llevar bien, pero nos faltan tres trabajadores». En Ingenierías Industriales, con la fusión de las dos escuelas han perdido personal de secretaría: había 7 y 6 en cada una de las antiguas escuelas, y la plantilla de la nueva ha quedado en 10. Sí se quedaron los dos jefes de secretaría, pero ahora uno de ellos está de baja. La situación se repite en Ciencias de la Educación: el jefe de secretaría ha pasado a otro puesto, se ha nombrado una comisión de servicio y quedan puestos base sin cubrir. «Están desbordados», afirmó Rosario Gutiérrez, su decana. En Económicas «siempre estamos desbordados, y más ahora», indicó el decano, Eugenio Luque, con el inicio de curso y la ausencia de dos trabajadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos