Una carrera de fondo en la UMA

Una reciente protesta por la precariedad laboral en la UMA, el pasado mes de mayo
Una reciente protesta por la precariedad laboral en la UMA, el pasado mes de mayo / Salvador Salas

La Universidad mantiene abierto el proceso de selección para 64 ayudantes doctores, al tiempo que aprueba otras 138 plazas, que han de ser autorizadas por la Junta

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Después de 15 años de trabajo inestable y precario, David Herrera consiguió este curso un contrato postdoctoral. Ahora es uno de los candidatos a ocupar alguna de las 64 plazas de profesores ayudantes doctores que ha convocado la Universidad de Málag, mediante concurso público de méritos. Será para muchos un paso fundamental en su carrera docente que les proporcionará estabilidad y seguridad en sus empleos.

El concurso público para la dotación de estas plazas sigue abierto, ya que debido al cierre de los centros y servicios universitarios durante este mes de agosto las listas definitivas de admitidos y excluidos no se publicarán hasta principios del mes de septiembre, momento a partir del cual se comenzará con el proceso de baremación de méritos de los concursante, según informa el vicerrectorado de Personal Docente e Investigador de la UMA.

Mientras este concurso sigue pendiente, el último consejo de gobierno aprobó otra importante dotación de este mismo tipo de plazas, ayudantes doctores, en este caso 138. Como en el anterior, será necesaria la aprobación por parte de la Junta de Andalucía.

Al mismo tiempo, se han aprobado 16 plazas para profesores asociados, y se aprobó el incremento de dedicación de otras tres. También se han creado cuatro nuevas plazas de profesores ayudantes.

La carrera profesional en las universidades españolas no es un tránsito fácil. Para la mayoría, la beca de iniciación a la actividad investigadora es su primer contacto laboral con la universidad. En alcanzar una estabilidad se pueden ir casi diez años. En el caso de David han sido 15 años desde que terminó Ciencias de la Educación, la beca de investigación y sucesivos contratos de sustitución, hasta que este reciente posdoctoral le ha proporcionado algo de estabilidad. Como en su caso, han sido muchos los jóvenes atrapados por la crisis económica, la congelación de la oferta de empleo público en las universidades y la utilización de figuras un tanto cuestionables para mantener la docencia, como ha sido la de sustitutos interinos, de la que el propio rector de la UMA, José Ángel Narváez, ha renegado.

«Muchos más años de lo debido», comenta David Herrera, se ha prolongado su situación de inestabilidad en la UMA. Ahora opta a una de estas plazas de ayudantes doctor, que ya supondría para él una estabilidad y una tranquilidad a la hora de dedicarse a lo que es su pasión, por lo que está en la universidad y por lo que ha realizado muchos sacrificios: la docencia y la investigación en el área de la Didáctica. Con un sueldo que apenas superaba los 600 euros como sustituto, David, casado y con una hija, tenía que trabajar de camarero para completar unos ingresos mínimos.

En circunstancias normales, el proceso habitual para los recién titulados que quieren hacer carrera en la universidad comienza con la beca de investigación. Son pocas las que se convocan y muchos los interesados, por lo que se necesitan expedientes brillantes. Los cuatro o cinco años de la beca se aprovechan para investigar, hacer la tesis doctoral y conseguir la primera acreditación de la capacidad investigadora, en función de las publicaciones de los resultados de aquellas investigaciones. Con la tesis y esta acreditación ya se puede concursar a las plazas de ayudante doctor. Cuatro años de contrato para realizar estancias en el extranjero, publicaciones además de la docencia, todo ello requisitos para poder superar la evaluación necesaria para optar a plazas de contratado doctor, personal laboral fijo.

El personal docente e investigador de las universidades se agrupa en dos grandes categorías, PDI funcionario y PDI contratado. Los primeros pertenecen al cuerpo docente universitario y son los catedráticos y profesores titulares. El PDI contratado corresponde a las figuras de profesores asociados, ayudantes, ayudantes doctores y contratados doctores.

A las 64 plazas que se han convocado ahora para ayudantes doctores se han presentado casi 600 personas. En algunos casos, como pasa en Derecho Mercantil, Penal, Administrativo o Geodinámica Externa, solo hay un candidato para cada una de las plazas convocadas. Para las que más candidatos hay son las relacionadas con Didáctica y Lenguajes y Ciencias de la Computación.

Para poder concursar o acceder a plazas de profesor ayudante doctor y contratado doctor es requisito previo estar acreditado por la Agencia de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA) o de la Dirección de Evaluación y Acreditación de la Agencia Andaluza del Conocimiento (DEVA), mediante la obtención de una evaluación positiva del currículum docente e investigador del interesado. La acreditación de la ANECA es válida para poder participar en concursos de cualquier universidad pública española, mientras que la acreditación de la DEVA es válida solamente en universidades públicas andaluzas. Para optar a las plazas de funcionarios se requiere la acreditación nacional.

Las plazas son convocadas mediante concurso público de méritos, después de que los departamentos las soliciten en función de sus necesidades docentes. Han de ser aprobadas por el consejo de gobierno de la UMA y autorizadas por la Junta.

Figuras docentes

Ayudantes doctores
Contratados a tiempo completo, además del doctorado deben acreditar una evaluación positiva por parte de la Agencia Nacional de Evaluación, la ANECA. Realizan tareas docentes y de investigación y pueden ser contratados por un máximo de cuatro años
Contratados doctores
Es personal laboral, pero ya fijo. Tienen que alcanzar una acreditación asimilada a la de profesores titulares (funcionarios)
Titulares
Son profesores funcionarios y se accede por concurso público, al que se pueden presentar personal docente de iguales o superiores categorías y del mismo área de conocimiento
Catedráticos
Se convocan estas plazas por concurso, y también por promoción interna
Otras figuras
Son las de profesores asociados (profesionales que ejercen su actividad fuera del ámbito universitario), interinos sustitutos (contratados mientras se dotan las correspondientes plazas o para cubrir bajas), eméritos (profesores ya jubilados que mantienen su relación con la universidad), visitantes (procedentes de otras universidades, nacionales o extranjeras), colaboradores honorarios (profesionales que imparten prácticas de su área sin remuneración económica)

Fotos

Vídeos