Carlos Álvarez recibe hoy el reconocimiento de la UMA por su aportación a la lírica

Carlos Álvarez estudió hasta cuarto de Medicina. /SUR
Carlos Álvarez estudió hasta cuarto de Medicina. / SUR

El barítono será investido doctor honoris causa en un receso de la ópera 'Samson et Dalila' que estos días representa en Viena

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Se quedó en cuarto de Medicina, pero su don musical le valdrá hoy la mayor titulación que otorga la Universidad de Málaga. El barítono Carlos Álvarez será investido esta tarde doctor honoris causa por la UMA en un acto en el Paraninfo Universitario presidido por el rector José Ángel Narváez. El malagueño recibirá el reconocimiento de la UMA por su aportación a la lírica a propuesta de la Facultad de Filosofía y Letras. Oficiará como madrina la profesora del Departamento de Ciencias Históricas María José de la Torre.

Carlos Álvarez Rodríguez (Málaga, 1966) compaginó sus estudios en el Conservatorio y en la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga hasta que se convirtió en cantante profesional, en 1990. La próxima temporada 2019-2020 cumplirá 30 años en la primera línea de la lírica. En este tiempo ha formado parte de las programaciones y temporadas de los más importantes festivales y teatros de ópera del mundo. En el Metropolitan de Nueva York, la Royal Opera House de Londres, la Ópera de París, La Scala de Milán, el Teatro Colón de Buenos Aires, el National Theatre de Tokio... El último que le quedaba por pisar, la emblemática Ópera de Sidney, confirmó su presencia para el próximo año con 'Las bodas de Fígaro'.

El barítono sumará el honoris causa a una larga lista de reconocimientos. Es miembro de la Academia de las Artes Escénicas de España, Premio Nacional de Música (2003), Medalla al Mérito en las Bellas Artes (2002), Kammersänger de la Wiener Staatsoper (desde 2007), dos Grammy Awards (2001 y 2006), Medalla de Oro de Andalucía 2003 y Académico de Honor de la Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga.

Recién llegado de Viena

Álvarez pronunciará un discurso que semana atrás revisaba y ultimaba en Viena. De hecho, llega a Málaga en un receso de la ópera 'Samson et Dalila' que estos días representa en el templo de la lírica vienés, su segunda casa. Regresará el año que viene con 'Falstaff' y 'Tosca'. De la capital austriaca viajará a Turín, donde en junio será 'Don Giovanni'.

Tras las vacaciones de verano, Carlos Álvarez pisará el Teatro de la Zarzuela con 'Katiuska' de Pablo Sorozábal. Y despedirá el año en la Royal Opera House de Londres con 'Simon Boccanegra' de Verdi. Todo antes de afrontar un 2019 cargado de proyectos interesantes y también emotivos, como su esperado 'Otello' en el Teatro Cervantes de Málaga en mayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos