Un campus para una universidad del siglo XXI

El proyecto incentiva la movilidad sostenible dentro del campus.
El proyecto incentiva la movilidad sostenible dentro del campus. / SUR

Plazas, paseos y bosques configuran estos 3 kilómetros de parque lineal llamado a ser nueva seña de identidad de Málaga

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Plazas, paseos, bosques interactivos, espacios de trabajo al aire libre en los que la ecología y las nuevas tecnologías van de la mano para configurar espacios de trabajo y de ocio accesibles y respetuosos con el medio ambiente, facilitando la movilidad dentro del campus pero también creando el ‘nuevo parque’ de Málaga, en una extensión lineal de 3 kilómetros que será una clara seña de identidad de la UMA pero también de Málaga. Todo un gran reto para un proyecto con el que la Universidad de Málaga pone las bases de su futuro desarrollo ordenado, integrando todos los edificios e instalaciones para hacer realidad la UMA del siglo XXI.

Noticias relacionadas

Ecosistema Urbano Arquitectos en Unión Temporal de Empresas con Cristina Armuña González, Gabriela Posadas Martínez y Sonia Tato Serrano, se han adjudicado el proyecto para la ordenación paisajística del bulevar Louis Pasteur y áreas libres adyacentes y la urbanización del tramo comprendido entre la calle Jiménez Fraud y calle Jenofonte y zona verde en el entorno del Centro Meteorológico. La redacción del proyecto salió a licitación por 598.000 euros, y ha sido adjudicada a este estudio madrileño por casi 545.000 euros.

El proyecto ganador «ha captado fielmente la esencia del pliego: no solo se trata de un parque verde que sirva de pulmón para el campus y la zona de Teatinos, sino que incluye características diferenciadoras que lo convierten en representativo de la UMA, integrando múltiples componentes tecnológicos, sostenibles, aulas/zonas de estancia en el exterior, zonas para la investigación y la transferencia, etcétera», señala la vicerrectora de Smart-Campus, Raquel Barco. El propio nombre del proyecto refleja esa idea: Campus EcoTecnoLógico, es el título que le han dado sus diseñadores.

Espacios con identidad

El bulevar será una sucesión de plazas, paseos y parques, cada uno con su propia identidad. Frente a la Biblioteca General irá la ‘Plaza de la Cultura’, que estará dotada de instalaciones audiovisuales y de un gran ágora que servirá como punto de reunión para todo tipo de eventos, tanto de la UMA como de la ciudad. Al ser la zona más cercana al barrio de Teatinos se planean múltiples usos en la confluencia entre cultura, academia y ciudad.

Entre las zonas deportivas y el Hospital Clínico se sitúa la ‘Plaza de la Salud’, que se plantea como una extensión de las actividades deportivas, lúdicas y saludables al espacio público. Para ello se adapta la topografía creando superficies que ofrecen múltiples opciones de uso, y se equipa para mostrar actividades de relación saludables entre el cuerpo y el medio ambiente.

La tercera de las plazas está dedicada a la Naturaleza, y los diseñadores la presentan como un lugar en el que poder reunirse, trabajar y estudiar al aire libre.

Hay previstos dos grandes parques: el del Agua, un humedal urbano en una de las lagunas en las que se recogerá el agua residual depurada, y el bosque interactivo, en los alrededores del Centro Meteorológico.

Campus interactivo

El campus, además de ecológico, será tecnológico e interactivo. Se prevé conexión wi-fi en las plazas y paseos. Sensores climáticos informarán a través de aplicaciones móviles específicas de las condiciones de humedad o temperatura de los espacios. Anfiteatros abiertos, cine al aire libre, áreas de pic-nic, canchas de deportes y hasta una playa urbana harán del campus un lugar lleno de vida y actividad durante todo el año.

El estudio madrileño Ecosistema Urbano gana el concurso para redactar el proyecto del bulevar de la UMA, con un presupuesto superior a los 22 millones de euros

Un proyecto tan ambicioso tardará tiempo en hacerse realidad. El coste de la ordenación paisajística de estos tres kilómetros que separan la facultad de Derecho de los nuevos edificios de la ampliación da idea de la magnitud de la inversión: Casi 22 millones de euros costará todo el proyecto, lo que obligará a la UMA a desarrollarlo por etapas. Así lo contempla el propio proyecto ganador, que propone un desarrollo estratificado que aproveche los tiempos naturales a favor del proyecto. De esta manera, comenzará desarrollando uno de los focos de actividad y crearía un eje básico de comunicación peatonal/ciclista en todo el parque, y se plantará toda la vegetación para que vaya creciendo. En fases sucesivas se irían añadiendo los demás focos activos y se seguiría equipando el eje longitudinal por tramos.

7 millones la primera fase

La primera fase es la que corresponde al tramo entre la calle Jiménez Fraud (la carretera de acceso al Clínico) y Jenofonte (donde se encuentra el Centro Meteorológico). El estudio dispondrá de 10 semanas para realizar el proyecto de los 3 kilómetros del bulevar, a nivel de anteproyecto. Y en otras diez semanas tendrá que redactar el proyecto de ejecución de este primer tramo, con un presupuesto de 7,1 millones. Pero los plazos no comenzarán a contar hasta el próximo 23 de octubre, ya que la UMA tiene que aportar al estudio información que no se ha podido preparar hasta después de las vacaciones (la UMA cierra sus instalaciones y servicios en agosto). De esta manera, en primavera podría estar el proyecto de esta primera fase, que saldría a concurso para iniciar los trabajos en otoño o finales de 2018, apunta la vicerrectora.

Temas

Málaga

Fotos

Vídeos