Claudia Prieto, premio al mejor expediente de los estudiantes de Económicas en Andalucía

Claudia Prieto Latorre, ayer tarde, poco antes de recibir el premio Julio Banacloche.
Claudia Prieto Latorre, ayer tarde, poco antes de recibir el premio Julio Banacloche. / Paula Hérvele
  • La joven, de 22 años, que se ha graduado en la facultad de la UMA, ha sido reconocida por la Fundación Andaluza de Estudios Financieros

Claudia Prieto Latorre, una joven de 22 años graduada en Económicas por la Universidad de Málaga, ha recibido el premio Julio Banacloche, en su quinta edición. Convocado por la Fundación Andaluza de Estudios Financieros y Tributarios, trata de reconocer al mejor expediente académico de los estudiantes de Económicas de las universidades andaluzas. Anteriormente lo recibieron estudiantes de las universidades de Cádiz, Granada (dos veces) y Huelva. Claudia asegura que «no me lo podía creer; hay tantos estudiantes de Económicas en Andalucía que no podía pensar que el mejor expediente fuera el mío».

Con un expediente plagado de matrículas y sobresalientes, Claudia se resiste a decir sus notas. No es nada presumida, todo lo contrario, y no le gusta alardear de sus calificaciones. Eso sí, asegura que «me gusta estudiar» y que acertó plenamente en la elección de la carrera. Estudió Secundaria en el Christine Picasso, un instituto que no tiene Bachillerato, por lo que se trasladó al de Huelin. Estudió el de Ciencias, con una calificación de matrícula de honor, y en selectividad sacó un 12,2. Pero no se decidió por carreras de la rama sanitaria porque «no puedo con la sangre», reconoce. «A los estudiantes con buenas notas nos recomiendan el Bachillerato de Ciencias, y la verdad es que lo agradezco, porque pude estudiar Matemáticas, que me vino muy bien para la carrera», señala.

Por esto se inclinó por la Economía, «que me llamaba la atención por lo que leía en los periódicos o por las noticias de televisión». También tiene un tío economista, aunque sus padres, Lucas y María José, son profesores, en el Manuel Alcántara y Christine Picasso, respectivamente. Tiene otra hermana, Delia, que estudia el doble grado de ADE y Derecho.

«Me encantó desde el principio», dice sobre los estudios de Economía. «No habría sido lo mismo si hubiera escogido Administración y Dirección de Empresas: la econometría, la estadísticas, las matemáticas, son las asignaturas que más me han gustado, en general la parte cuantitativa de la Economía», explica. En el último año de carrera trabajó como becaria colaboradora en el departamento de Estadística y Econometría. También consiguió el premio Gauss de grado y la facultad tuvo para ella una mención especial como alumna ‘one’.

Contrato de garantía juvenil

Ha probado con las oposiciones, pero «pronto me di cuenta que no me gusta». La semana que viene comienza a trabajar, con un contrato temporal, en el departamento de Matemáticas de la facultad. Ha conseguido uno de los 105 contratos para personal de apoyo de I+D+i en el marco del sistema nacional de garantía juvenil, una nueva etapa en la que se muestra «muy ilusionada».

Los estudios no le han impedido disfrutar de sus aficiones, como salir con los amigos, el cine o la lectura. Pero cuando llegan los exámenes «la prioridad son los estudios». Durante este tiempo también ha estudiado piano, en el Conservatorio Martín Tenllado, hasta el grado profesional. El premio, con una dotación económica de 3.000 euros, le fue entregado ayer durante un acto desarrollado en el salón de actos del Rectorado de la UMA. En el transcurso del mismo, Julio Banacloche impartió una lección magistral con el título ‘El principio de confianza legítima fiscal’.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate