Diario Sur

La Junta adeuda aún casi 100 millones a la Universidad de Málaga

La Junta adeuda aún casi 100 millones a la Universidad de Málaga
/ Francis Silva
  • El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano,ha expicado en comisión parlamentaria que esperan transferir hasta final de año 400 millones más para el funcionamiento de las instituciones académicas de la región

La Consejería de Economía y Conocimiento espera cerrar este año alcanzando los 1.400 millones de euros en transferencias para el funcionamiento de las universidades públicas andaluzas, a las que hasta el momento se han destinado en lo que va de 2016 unos mil millones de euros, lo que supondría sumar unos 400 millones más.

Así lo ha explicado el consejero del ramo, Antonio Ramírez de Arellano, ha explicado en Comisión parlamentaria. En los últimos dos años, la Junta ha transferido a las universidades para su funcionamiento 2.331 millones de euros, 1.329 millones en 2015 y algo más de mil millones en lo que va de año, una cantidad que se irá ampliando hasta final del ejercicio.

Durante la comparecencia, el consejero ha informado del estado de deuda de la Junta de Andalucía con las universidades, que actualmente asciende a 228,9 millones de euros, "cantidades relativas al ejercicio 2015, ya que actualmente los pagos están al día y la cuantía pendiente se está reduciendo", ha indicado.

En esta línea, el titular de Economía ha explicado que el Plan de Tesorería acordado con las universidades andaluz "ha permitido reducir la deuda y poner al día el pago con proveedores". Así, ha recordado que a final de 2014, la deuda ascendía a 516,2 millones, mientras que a final de 2015 sumaba 397,2 millones. En 2016, esta cantidad se ha visto reducida en 168,3 millones de euros y en octubre "casi se ha alcanzado ya el objetivo para el cierre de este ejercicio, fijado en 226 millones de euros".

Por universidades, las cantidades pendientes son 23,3 millones a la Universidad de Almería, 32,6 millones a la Universidad de Cádiz, 12,5 millones a la Universidad de Granada, 34,1 millones a la Universidad de Jaén, 96,5 millones a la Universidad de Málaga, 22,2 millones a la Universidad de Sevilla, 7,3 millones a la Universidad Internacional de Andalucía, 98.600 euros a la Universidad de Huelva, y no queda nada pendiente con las Universidades de Córdoba y Pablo de Olavide.

Además de atender la deuda, el Plan de Tesorería ha permitido saldar los pagos pendientes de las universidades con sus proveedores, que sumaban 156,9 millones de euros a finales de 2015, "mientras que actualmente todas las universidades están al día en estos pagos".

Para garantizar la liquidez de tesorería del sistema universitario, se han aumentado también las transferencias mensuales, pasando de 90 a 97 millones de euros, "lo que permite una mayor previsión económica, manteniendo los pagos extraordinarios pero haciéndolos de menor importe". En concreto, este año están previstos dos pagos extraordinarios de 18 millones cada uno, uno que se hizo efectivo el pasado mayo y otro que se realizará este mes.

Otro modelo de financiación

El titular de Economía ha recordado que una de las preocupaciones del Gobierno andaluz es "ofrecer certidumbre y agilidad al sistema universitario público en materia económica", por eso trabaja en un nuevo modelo de financiación para el periodo 2017-2021 que buscará "suficiencia financiera, mayor transparencia y flexibilidad, un marco que, atendiendo a la estabilidad y a la regla de gasto, no renuncie a alcanzar una inversión que nos sitúe en la media nacional y europea".

Para ello, el nuevo modelo incrementará la financiación incondicionada, con una parte de financiación operativa y dos planes específicos de para inversiones e investigación. Además, se propone pasar de un contrato-programa único a planes de apoyo y excelencia (PECA), para determinar una parte destinada a garantizar la igualdad en el acceso, favorecer la inserción laboral y la movilidad.

Junto a ello, ha añadido, "se seguirá vinculando parte de la financiación a resultados mediante sistemas de evaluación institucionales e indicadores de rendimiento diversificados, con objetivos claramente definidos".

El nuevo modelo tendrá en cuenta también la investigación universitaria, ligada al nuevo Plan Andaluz de Investigación (Paidi), y otras acciones relacionadas con la calidad y la gestión de las universidades.

Ramírez de Arellano ha insistido en que este nuevo marco de financiación "debe contemplar la recuperación de los derechos laborales", por lo que la Consejería de Economía espera convocar próximamente a los sindicatos y las universidades en la Mesa de Negociación.

Los "mantras" de la Junta

Por su parte, la diputada del PP Aránzazu Martín ha criticado "los mantras" el Gobierno socialista andaluz lleva "por toda la comunidad" y "no son verdad". En este sentido, ha señalado asuntos como las tasas universitarias o el número de becarios.

"Valoro los esfuerzos que está haciendo para recortar la deuda de las universidades, pero peleando contra su propio gobierno", ha subrayado. Asimismo, la diputada 'popular' ha apuntado que la deuda desde 2013 va "fluctuando según quien la cuenta" y ha mostrado su preocupación por la de Córdoba. "Usted dice cero y su rector dice 20 millones de euros", ha subrayado.

"Cuando dicen que sí están a cargo del pago a proveedores es porque se ha hecho a cargo del FLA, que es del Gobierno central", ha apuntado la diputada, quien ha pedido al consejero que "siga haciendo estos esfuerzos" para reducir la deuda.