Diario Sur

El UMA Racing Team compite este fin de semana con dos motos diseñadas y construidas por estudiantes de Ingenierías

El equipo de la Universidad de Málaga, UMA Racing Team.
El equipo de la Universidad de Málaga, UMA Racing Team. / SUR
  • Por tercer año, la Universidad de Málaga tiene presencia en la prueba internacional Motostudent, que stendrá lugar en Alcañiz. Como principal novedad, será una de las pocas que presenten también un prototipo de moto eléctrica

Este fin de semana tendrá lugar en Alcañiz (Teruel) la competición internacional Motostudent, en la que participan equipos universitarios de toda España y de otros países europeos y del resto del mundo. El equipo de la Universidad de Málaga, UMA Racing Team, acude a la competición con dos modelos de motos, una de motor térmico y otro eléctrico, siendo una de las pocas universidades que han desarrollado para esta competición los dos tipos de motores.

En la Escuela de Ingenierías Industriales se ha presentado esta mañana el equipo que ha desarrollado a lo largo de estos dos años el proyecto, en el que se han implicado unos 30 estudiantes, varios departamentos y áreas de conocimiento de la escuela, así como empresas privadas que han ayudado a los alumnos en cuestiones específicas como el carenado o la soldadura de los distintos elementos.

El director del departamento de Ingeniería Mecánica, Térmica y de Fluidos, Antonio Simón, así como los profesores Juan Castillo y Juan Cabrera, acompañados de los alumnos y de empresas patrocinadoras, han explicado los pormenores de este proyecto, en el que “hemos asumido el reto de diseñar y construir una moto eléctrica”, además del prototipo de motor de explosión, con el que ya se presentaron en las dos anteriores ediciones. En ambas el equipo de la UMA se trajo premios, en un caso el de mejor diseño industrial y en otra al mejor proyecto industrial.

Los directores de las antiguas escuelas Politécnica e Industrial (ya fusionadas en la de Ingenierías Industriales) felicitaron a los alumnos por el trabajo y el esfuerzo realizado. “Este es un proyecto integrador, es una verdadera formación, porque aprendemos de lo que hacemos”, ha dicho Alejandro Rodríguez. Por su parte, Jesús Fernández ha destacado que el proyecto “supone que se implican alumnos de distintas titulaciones y profesores de diferentes áreas” y que facilitará la visualización de las ingenierías en España y el mundo.

La competición será este fin de semana en Alcañiz. Para enero se espera la convocatoria de la próxima edición. Los estudiantes trabajan durante los dos cursos en el proyecto, que se presenta y defiende ante un jurado internacional. Es deseo de los profesores participar de nuevo, aunque dependen de las ayudas y patrocinadores que consigan, ya que cada prototipo puede costar entre 12.000 y 15.000 euros.