Diario Sur

El problema son las Matemáticas

Una de las clases del 'curso 0' de Matemáticas en la Facultad de Económicas este viernes.
Una de las clases del 'curso 0' de Matemáticas en la Facultad de Económicas este viernes. / Daniel Pérez
  • Varias facultades de la Universidad de Málaga organizan 'cursos 0' para facilitar a los estudiantes su acercamiento a la materia, una de las que más cuesta superar

Es una de las asignaturas más temidas. Y con razón. Es de las que cosechan más suspensos, y no solo en las carreras técnicas. “Algunos llegan a Económicas pensando que casi no se dan Matemáticas, y se encuentran que están presentes en la mayoría de las asignaturas”. Lo dice Susana Calderón, profesora titular de Economía Aplicada en la facultad de la UMA. Desde hace ya una década, este departamento que dirige el profesor Alfonso González Pareja organiza 'cursos 0', unas sesiones en las que se intenta ofrecer a los alumnos unas nociones básicas “de las Matemáticas que vamos a utilizar en la carrera”, explica el profesor.

En la Facultad de Económicas pueden realizar estos cursos todos los alumnos de los grados que se imparten en el centro: Administración y Dirección de Empresas, Economía, Finanzas y Contabilidad y los dobles grados ADE y Derecho y ADE y Economía. En este centro los cursos comenzaron el viernes y continúan este lunes y martes.

En estos cursos están implicados 12 profesores del departamento y hay unos 270 alumnos, que reciben clases presenciales en unos casos y otros a distancia porque no hay disponibilidad de aulas para dar más cursos. Por lo general, los alumnos “llegan con un buen nivel, quizás porque a este tipo de cursos se apuntan los estudiantes más motivados”, señala Susana Calderón.

“La economía son número”, afirma el profesor González Pareja, y a los alumnos “les chocan tantas matemáticas en una carrera como Económicas”, explica. Por esto la importancia de que tengan “unos buenos conocimientos de partida”. “A las matemáticas le tienen pánico, por esto cuando llegan y ven que se les intenta ayudar se tranquilizan”, comenta Susana Calderón.

Al finalizar el curso hay una prueba, voluntaria, que superan el 85% de los alumnos.

También el departamento de Economía Aplicada (Matemáticas) desarrolla estos cursos en la Facultad de Comercio y gestión, en este caso para los alumnos del grado en Márketing e Investigación de Mercados. Aquí las clases serán entre los días 20 y 22 de este mes.

Base del éxito

En la ETSI de Telecomunicación también se organizan este tipo de cursos, desde hace cuatro años. Su coordinador, Pablo Cordero, profesor de Álgebra del departamento de Matemática Aplicada, explica que la mayoría de los alumnos de nuevo ingreso pasan por este curso. Además de las sesiones presenciales que tendrán lugar a últimos de mes, a lo largo del curso también se realizan tutorías y actividades para que los alumnos se familiaricen con la materia. Al igual que ocurre en Económicas, se trata de “orientarles sobre la base de matemáticas que necesitan en la carrera”. Asegura que llegan a la universidad con un déficit importante, y es el método de estudio. “En Bachillerato han estudiado de una manera muy mecánica, la forma de resolver los problemas; aquí lo que intentamos es hacerles comprender las nociones más que la resolución de un problema concreto”. La carrera tiene un contenido en matemáticas “muy elevado, casi todas las asignaturas tienen matemáticas aplicadas”, afirma. De ahí que una base sólida sea indispensable para el éxito en los estudios.

También aquí las clases son voluntarias para los alumnos y totalmente altruistas para los profesores. En este sentido, el director de la ETSI Informática -donde también se imparten estos cursos-, Ernesto Pimentel, considera que “no debería ser una actividad que dependa del voluntarismo del profesorado y que no llega a reconocerse. En esta escuela y en otros centros tenemos la suerte de contar con compañeros que no tienen inconveniente en impartir estas clases, incluso aunque no se les reconozca como parte de su actividad docente, pero considero que debería formar parte del Plan de Organización Docente. Ello debería estar precedido de un estudio de los 'cursos 0', para valorar la dedicación necesaria en cada caso y actuar en consecuencia”.

En todo caso, su valoración respecto a estos cursos es positiva, “aunque consideramos que se podrían potenciar algo más, ya que sólo podemos dedicar escasos días antes del comienzo del curso”. Y explica que su escuela ya planteó una iniciativa para que el primer curso comenzara más tarde y diera tiempo a hacer un 'curso 0' más potente, al tiempo que se minimizaba el número de estudiantes de nuevo ingreso que se incorporan de forma tardía a las clases. Pero esto planteaba problemas de coordinación y conflictos al tener dos calendarios diarios: uno para primero y otro para el resto de cursos.