Alumnos de ingenierías, Arquitectura y Medicina tendrán más años para terminar sus estudios

Estudiantes en Medicina, una de las titulaciones beneficiadas por la ampliación de plazos.
Estudiantes en Medicina, una de las titulaciones beneficiadas por la ampliación de plazos. / Francis Silva
  • El Consejo de Gobierno de la UMA modifica hoy las normas de permanencia y progreso, consensuadas con el Consejo de Estudiantes

Los alumnos de los grados de ingenierías, Arquitectura y Medicina tendrán más facilidades para poder terminar sus estudios. El Consejo de Gobierno de la Universidad de Málaga aprueba hoy una modificación en las normas reguladoras del progreso y la permanencia de los estudiantes en los estudios de grado y máster universitario, que supone ampliar en un año o dos el tiempo máximo de permanencia en la Universidad. También se modifica la normativa respecto al denominado progreso, es decir, el mínimo necesario para que el estudiante pueda seguir matriculado en la universidad.

Esta modificación ha sido consensuada con el Consejo de Estudiantes de la UMA. Su presidente, Maximiliano Gámez, señala que la valoración de este órgano de representación es positiva «dado que se ve motivada por la propuesta de modificaciones que planteamos hace algo más de un año». No se incluyen las formas originales de las propuestas de los alumnos, pero junto al Vicerrectorado de Estudiantes y a Secretaria General «se han buscado fórmulas y soluciones de consenso que tratan de dar respuesta a esas necesidades que hemos indicado los estudiantes», señala.

Esta modificación normativa afecta a los grados de ingenierías, Arquitectura y Medicina. Desde la implantación de los actuales grados, las carreras tienen una duración de 4 años, excepto Arquitectura, que es de 5, y Medicina, que mantiene los 6 años de duración, los mismos que tenía antes del cambio de los planes de estudios al Espacio Europeo de Educación Superior o Plan Bolonia en 2010. La actual normativa señala que la permanencia en los estudios universitarios oficiales correspondientes a una titulación de grado será de un máximo de 8 cursos académicos matriculados para los estudiantes en régimen de dedicación al estudio a tiempo completo. Con la modificación que se aprueba hoy, los estudiantes de ingenierías y Arquitectura tendrán un año más, y los de Medicina hasta dos años para terminar sus estudios, es decir, un máximo de 10.

Juan Jesús Fernández, director de la ETSI Industriales, explica que la duración media para los estudios en esta escuela está en algo más de cuatro años (4,72) para el grado en Ingeniería en Tecnologías Industriales. Pero son datos que «hay que tomar con prudencia», advierte, porque hace poco tiempo que se implantó el grado. En los otros grados (en Ingeniería Electrónica, Robótica y Mecatrónica, Ingeniería de Organización, e Ingeniería de la Energía) la duración es justamente de cuatro años, porque solamente hace cuatro cursos que se implantaron. «Habrá que observar su evolución en el futuro, pero soy optimista a este respecto, porque en el análisis de los resultados académicos que realizamos cada curso se aprecia una mejora sostenida año a año», dice.

En la ETSI de Ingeniería de Telecomunicación y para el curso 2014/15 la duración media de los estudios en las titulaciones de grado oscila entre los 4,14 años para Ingeniería de Tecnologías de Telecomunicación y 4,8 años para el grado en Ingeniería de Sistemas de Telecomunicación. Cifras que, según su director, Fabián Arrebola, «hay que tomar con cautela» porque los nuevos grados comenzaron a impartirse en el 2010/11 y, adicionalmente, no tienen en cuenta si el egresado/a provenía o no de una adaptación de las titulaciones en proceso de extinción (antiguas titulaciones de Ingeniería de Telecomunicación e Ingeniería Técnica de Telecomunicación). Aún así, considera que «distinguir los estudios de la rama de Ingeniería y Arquitectura del resto de ramas, dado que es un dato objetivo el hecho de que tradicionalmente la duración media de tales estudios es más alta, lo veo razonable y sensato».

Una valoración en la que coincide el director de la ETSI Informática, Ernesto Pimentel: «Es cierto que la media de años en terminar los títulos de ingeniería es mayor que la medias de otros títulos», señala. Y, aunque aún no cuentan con datos suficientes para ver si ese problema del exceso de tiempo en terminar los estudios se ha resuelto, «soy de la opinión de que este tipo de medidas debe responder a datos objetivos, y ahora mismo, los que hay justifican esta distinción». De hecho, señala que uno de los objetivos al diseñar los nuevos grados era, entre otros, resolver esta situación.

Todos los directores se refieren también a que hay casos en que, como sucede con las becas, se tiene en cuenta la mayor dificultad de estos estudios, para los que se exige menos nota que en el resto.

El decano de Medicina, Pablo Lara, considera «lógico» que el tiempo de permanencia sea distinto para los grados con distinto número de créditos. Esta carrera es la que tiene más créditos (360, y 6 años de duración). No obstante, siendo Medicina una carrera con gran demanda y la que tiene la mejor nota de acceso, «son muy pocos los que han de permanecer tanto tiempo», dice el decano, considerando que la duración media se sitúa ligeramente por encima de los 6,5 años y que la tasa de éxito de estos estudiantes está por encima del 90%. «Tenemos muy buenos estudiantes», reconoce Lara. De hecho, «la práctica totalidad de los estudiantes de nuestro centro que permanecen más tiempo matriculados en la Facultad lo hacen porque tienen que compatibilizar sus responsabilidades como estudiantes con otras responsabilidades personales, familiares o profesionales».

Normas de progreso

Otra importante modificación afecta a las normas de progreso. Los estudiantes matriculados en estudios de grado, con un régimen de dedicación al estudio a tiempo completo, para poder continuar los estudios iniciados deben superar al menos 12 créditos durante el curso académico. Desde ahora, bastará con aprobar una asignatura, independientemente del número de créditos que tenga.

Los alumnos también han conseguido que se tengan en cuenta situaciones especiales, como casos de enfermedad grave, fallecimiento de familiares, etcétera. En estos casos, se procederá a la suspensión de los plazos, que volverán a contar cuando el alumno supere esa situación personal y se reincorpore a los estudios.