Vuelven los destinos competidores

Turistas pasean y toman un té en una calle típica de la ciudad turca de Estambul. :: sur/
Turistas pasean y toman un té en una calle típica de la ciudad turca de Estambul. :: sur

Egipto gana un 56% de turistas, mientras Turquía recupera 10 millones de viajeros

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA.

La Costa del Sol sigue muy de cerca la evolución de los principales mercados competidores, conscientes de que los registros históricos de turismo internacional tienen una estrecha vinculación con la fuerte depresión en la que éstos han estado sumergidos por la inestabilidad y la inseguridad de los mismos. En la recta final de año, comienzan a conocerse datos que confirman que ahora más que nunca hay que poner el foco en estos mercados. Basta señalar las cifras que en estas últimas semanas se han ido conociendo y en las que se advierte de la vuelta al mapa turístico de países del Mediterráneo como Egipto o Turquía. Concretamente, en el país de las pirámides, la llegada de turistas internacionales a Egipto ha crecido un 56,6% hasta el pasado mes de octubre, según los últimos datos facilitados por la Oficina de Turismo de Egipto.

En concreto, el crecimiento del mercado español se ha situado en los mismos niveles, con una subida del 55,5% en los diez primeros meses del año. Estos buenos resultados se han traducido en una mejora del sector turístico dentro del país mediterráneo, que ha llevado al Gobierno egipcio a destinar mayores esfuerzos en la promoción de sus atractivos turísticos para ir consolidando así estas cifras, precisaron desde Europa Press.

Sin embargo, el mercado que puede atraer más turistas de los que han llegado de prestado a la Costa en los últimos años es Turquía. Y aquí las cifras son también para tener en consideración. Más de 30 millones de turistas han visitado Turquía en 2017, lo que supone un aumento de más de 10 millones respecto al año anterior, según informó el ministro turco de Turismo, Numan Kurtulmus. «Esperamos cerrar 2017 con 31,4 millones de turistas. Unos 26.000 millones de dólares en ingresos por turismo», declaró Kurtulmus.

«Nuestro objetivo es diversificar el mercado turístico. Invitaremos a chinos, indonesios y muchos otros a disfrutar de unas vacaciones en nuestro país», añadió el ministro, citado por el diario Cumhuriyet y recogido por Efe. El sector turístico del país euroasiático se está recuperando del fuerte golpe que le supusieron los ataques terroristas en Turquía en 2015 y 2016, y la inestabilidad política a raíz del fallido golpe de Estado de julio del año pasado. En 2016, el número de visitantes se desplomó a 25 millones y los ingresos cayeron a 22.000 millones de dólares, frente a los 36 millones de turistas y 31.000 millones de dólares del año anterior.

Diez compañías aéreas, entre ellas la española Iberia, han dejado de volar a Turquía este año, debido a la caída de la demanda así como por los temores generados por la inestabilidad política. Sin embargo, Kurtulmus ya avisa de una serie de incentivos para las empresas del sector.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos