Las viviendas vacacionales ganan peso en los destinos andaluces

P. MARTÍNEZ MÁLAGA.

A falta de datos oficiales sobre la actividad de las viviendas turísticas, el pasado martes presentó la plataforma HomeAway y la Universidad de Salamanca el IV Barómetro del Alquiler Vacacional en Andalucía, en el que se advierte de que esta forma de alojamiento ha ganado peso en los dos últimos años. Concretamente, señalan que estas viviendas han sido utilizadas por más de cinco millones de viajes por usuarios residentes en España, un dato que supera en más de un millón los de 2015, que es cuando se publicó el informe anterior.

Además, recalcan que la vivienda turística aumenta su peso en la región en comparación con otros alojamientos dado que de los residentes en España que contratan vivienda turística por ocio, el 87% reserva tanto una como otra modalidad -vivienda turística y hotel- mientras que el 12 % solo utiliza inmuebles vacacionales.

Juan Carlos Fernández, director general de HomeAway para el sur de Europa, aseguró que «la versión andaluza de este estudio sobre el alquiler vacacional ofrece unos datos esclarecedores sobre la importancia de esta modalidad de alojamiento en uno de los principales destinos turísticos españoles como es Andalucía, tanto para los usuarios que cada vez lo demandan más, como para el entorno en el que se ha generado un impacto económico de más de 3.000 millones de euros en dos años».

Y es que este barómetro apunta a que el viajero de viviendas vacacionales tiene un mayor gasto que el hotelero. «El usuario que se aloja en inmuebles turísticos en la región gasta más durante la estancia, 2.431 euros, que el de hotel, con un desembolso de 1.427 euros», explicaron. Y es que detallaron que las partidas de mayor gasto son las compras y consumiciones fuera del alojamiento, comestibles y otros productos de consumo cotidiano para disfruitar de él dentro el alojamiento. Éstas representan el 59% de ese gasto en usuarios de alquiler vacacional.

Sobre el perfil del usuario de este alojamiento, revelan que más de la mitad son familias, concretamente, un 53%, es decir, sitie puntos más que respecto al barómetro realizado en 2015.

Fotos

Vídeos