El turista de salud gasta diez veces más que el vacacional

La Costa del Sol trabaja en la especialización para dar respuesta a un segmento en auge en el que los clientes buscan vacaciones a medida

SUR MÁLAGA.

La Costa del Sol trabaja en la especialización turística para dar respuesta a cada mercado y uno de los segmentos que más fuerza está cobrando en el panorama turístico internacional es el relacionado con la salud y el bienestar, donde los clientes buscan vacaciones a medida. El perfil de ese turista de salud es mayor de 50 años con una capacidad adquisitiva media-alta, que supera hasta en diez veces el gasto del turista vacacional.

El consejero delegado de Turismo y Planificación Costa del Sol, Jacobo Florido, puso ayer en valor la especialización del sector en el acto de entrega de la distinción TÜV Rheinland a la Clínica Santa Elena de Torremolinos.

«Cualquier paso en ese sentido es fundamental para mantener nuestras posiciones de liderazgo. Este galardón es otro gran paso», expresó Florido. Según sostuvo, la provincia de Málaga «es un referente» en el llamado turismo de salud, dado que cuenta con equipamientos «de primer nivel». El alto nivel de hospitales y clínicas, con sus cualificados profesionales son una «garantía de estabilidad para este segmento turístico». Pero, además de clínicas y hospitales, también ofrece de 'spas', hoteles de lujo, balnearios modernos y también históricos como los de Tolox o Carratraca.

«Nosotros, como destino, seguimos trabajando en presentar una Costa del Sol a la medida de quienes buscan un espacio para cuidar la salud», subrayó el consejero delegado de Turismo y Planificación Costa del Sol.

Florido valoró que en el inicio de los meses estivales «hemos arrancados con un horizonte de previsiones realmente alentador para esta temporada alta en la provincia de Málaga».

Por primera vez, se espera superar los siete millones de turistas entre junio y septiembre, lo que supondría un incremento de un 5,2 por ciento respecto al mismo período del año anterior. Según las mismas previsiones, la Costa del Sol crecerá también en impacto económico, que en estos meses será de unos 7.300 millones de euros, un ocho por ciento más que en 2016. Explicado que, en ese contexto, hay que poner el acento en la especialización del turismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos