El turismo crecerá este verano en la capital más del doble que en la Costa del Sol

Turistas se encaminan hacia la céntrica calle Alcazabilla de la capital. /Salvador Salas
Turistas se encaminan hacia la céntrica calle Alcazabilla de la capital. / Salvador Salas

El crecimiento del 4% previsto en la ciudad, supera además la media nacional, que el Gobierno estimó en un 3,2% más de turistas

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La ciudad de Málaga se consolida año tras año en verano como un destino vacacional que inyecta fuerza al sector como un complemento ideal al tirón cultural y gastronómico por el que es más conocida la capital malagueña. Esta suma de atractivos es clave para que las previsiones que baraja el turismo de la ciudad sean más del doble que las esperadas en la Costa del Sol y superiores a la media nacional. Los datos los dio a conocer ayer el área de Turismo y Promoción del Ayuntamiento de Málaga, que dirige María del Mar Martín Rojo. El pronóstico realizado contempla que el sector crezca esta temporada alta entre el 4 y el 5%, frente al 1,5% que estima Turismo Costa del Sol para la provincia, y el 3,2% que avanzó días atrás el Gobierno Central para el conjunto del país.

Las cifras de este verano de récord se suman además a un inicio del año en el que roza una subida del 10%. «El comportamiento del sector turístico en Málaga está arrojando datos históricos. Según el informe de coyuntura del Instituto Nacional de Estadística (INE), entre enero y mayo se han alojado en los hoteles de Málaga un total de 525.900 viajeros, un 9,26% más que en el mismo periodo de 2017. A ello se añade que las previsiones de cara al verano son positivas», explicó Martín Rojo. La concejala consideró que este importante incremento se ha producido gracias a la recuperación del mercado nacional y al buen comportamiento de los emisores internacionales. De hecho, entre enero y mayo se han alojado en los hoteles malagueños 315.057 turistas extranjeros, un 10,30% más; y 210.843 españoles, un 7,32% más. «Los datos registrados hasta ahora consolidan la recuperación del mercado nacional tras la bajada del pasado ejercicio, una mejora que se produce en el marco de la intensa labor promocional que hemos llevado a cabo dedicada al mercado doméstico», precisó Martín Rojo.

En los hoteles de la capital, que esperan registrar entre junio y septiembre más de 525.000 turistas, este crecimiento no será tan alto como en el conjunto de alojamientos turísticos de la ciudad. El responsable en la capital de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Francisco Moro, dijo que las previsiones apuntan a crecer un 1%, una cifra que también duplica las estimaciones de esta patronal en la Costa del Sol. «La cada vez mayor demanda también de turistas que buscan disfrutar de la playa, que se nota en los dos últimos años, está siendo clave para que Málaga sea para los hoteleros un destino de temporada completa, en la que la estacionalidad nada tiene que ver con el litoral. Aquí no se cierran hoteles en invierno, pese a que se nota un descenso de noviembre a febrero», dijo.

Esta mejora turística también se dejará notar en el empleo, que hasta abril experimentaba subidas del 11%. Además se constata en la mejora de la rentabilidad, con unos ingresos por habitación (Revpar) de 61,8 euros, lo que supone un crecimiento del 12,5%. Un dato que contrasta con la variación media de los destinos urbanos españoles, que ha sido del 3,7%.

Martín Rojo destacó que Málaga ha vuelto a situarse a la cabeza de los destinos más dinámicos de España. «Hasta mayo hemos tenido un aumento de ocho puntos superior a la media nacional en el número de viajeros hoteleros. Somos, por detrás de Palma de Mallorca, el segundo destino urbano español en crecimiento», precisó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos