Triunfal 'vuelta al ruedo' turístico

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con alcaldes y cargos socialistas malagueños. /Salvador Salas
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con alcaldes y cargos socialistas malagueños. / Salvador Salas
Fitur 2018

La Feria Internacional de Turismo de Madrid abre sus puertas con un gran ambiente y un «prudente optimismo»

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZEnviado Especial. Madrid

No por repetido de alguna forma en años anteriores deja de sorprender. La presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía en la inauguración de Fitur fue todo un acontecimiento: casi tres horas visitando los expositores de las ocho provincias andaluzas en el pabellón 3 de Ifema, en Madrid, en medio de una expectación inusitada. Fue lo que se dice una 'triunfal vuelta al ruedo', aunque este caso turístico, ya que Turismo Andaluz ha variado totalmente el diseño del pabellón en el que se muestran las grandes virtudes del destino del sur de España, y lo ha hecho para bien: luminoso, amplio, con una clara apuesta a las nuevas tecnologías, en forma circular... Por eso lo de 'vuelta al ruedo'. Susana Díaz llegó sobre las 11 de la mañana, y tras el simbólico corte de la cinta para inaugurar la feria en el pabellón 3, acompañada siempre por el consejero de Turismo, Javier Fernández, ofreció una rueda de prensa, para seguidamente comenzar lo que se denomina 'el paseíllo', o sea la visita a cada uno de los mostradores de los ocho patronatos de turismo.

Susana Díaz, con Elías Bendodo, Manuel Villafaina y Miguel Sierra, a su paso por el expositor de Málaga.
Susana Díaz, con Elías Bendodo, Manuel Villafaina y Miguel Sierra, a su paso por el expositor de Málaga. / Salvador Salas

Decenas de cámaras de televisión, cientos de personas a su alrededor, miles de selfies, besos y fotos con los móviles. Lo dicho, casi tres horas. Y para todos tuvo Susana Díaz. Siempre una palabra, siempre una pregunta, siempre un guiño... Lo sabe hacer a las mil maravillas, y a la gente le encanta. Eran casi las tres de la tarde cuando finalizaba en Sevilla su periplo y abandonaba la feria para dirigirse a un almuerzo que tenía comprometido a las dos de la tarde, y al que llegó tarde pero también, seguro, muy feliz.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, durante su intervención en el expositor del Patronato de la Costa del Sol.
El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, durante su intervención en el expositor del Patronato de la Costa del Sol. / Salvador Salas

El ambiente, desde luego, era muy bueno. Los datos turísticos de 2017 han sobrepasado todos los registros imaginables, y para 2018 se espera mantenerlos. Sólo con eso ya sería un gran éxito. Suficiente para el 'moderado optimismo' que se vivía en el primer día de Fitur, que este año para Andalucía en general y para la Costa del Sol en particular tiene una redoblada importancia ya que los magníficos guarismos del pasado año sólo tuvieron 'un pero': el mercado nacional, que fue a la baja. Por eso hoy la feria del turismo más importante de España, que además se celebra en Madrid, adquiere tamaña trascendencia, porque si se supera el traspié del turismo patrio en nuestros destinos, este año puede pulverizar todos los datos de los anteriores. No va a ser fácil, porque todo tiene un techo, pero aún hay capacidad de aumento, no se ha llegado al límite. Hay, simplemente, saber cómo hacerlo y cómo ordenarlo, como refería el presidente de Turismo de la CEA, Miguel Sánchez, junto a Javier González de Lara, presidente de la patronal andaluza y malagueña. Javier Fernández, consejero de Turismo, estaba muy satisfecho por las felicitaciones que recibía por el diseño de Andalucía en Fitur: «Es mérito de Turismo Andaluz. Hay muchas horas de trabajo y mucho consenso con todos los patronatos». A su lado, sin ocultar su satisfacción por lo referido, Cristóbal Fernández y Manuel Muñoz, cabezas visibles del ente turístico de nuestra Comunidad.

El presidente de Turismo de la CEA, Miguel Sánchez; el consejero de Turismo, Javier Fernández; y el presidente de la Confederación Empresarial de Andalucía, Javier González de Lara.
El presidente de Turismo de la CEA, Miguel Sánchez; el consejero de Turismo, Javier Fernández; y el presidente de la Confederación Empresarial de Andalucía, Javier González de Lara. / Salvador Salas

Al pabellón 3, ocupado en su integridad por Andalucía, se entra o se sale, depende por donde circule quien lo visita, pasando por Málaga o por Marbella. La capital malagueña, sin duda uno de los destinos de moda en España, mantuvo durante todo el día una gran afluencia de público, con el alcalde, Francisco de la Torre, con su habitual capacidad de 'cobertura', con una presentación tras otra. En el ambiente del expositor malagueño el recuerdo a la figura de Antonio Garrido Moraga, que en 1996 fue el artífice de que Málaga ciudad tuviese presencia y vida propia en esta feria, fallecido el pasado lunes. De la Torre anunció que propondrá al pleno municipal que la plaza que se está construyendo actualmente en las espaldas del Museo Ruso, de 10.000 metros cuadrados, lleve el nombre del que fuera el primer teniente de alcalde de Turismo de la historia de la capital de la Costa del Sol.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, con el presidente de Puertos Españoles, José Llorca, y Paulino Plata, presidente del Puerto.
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, con el presidente de Puertos Españoles, José Llorca, y Paulino Plata, presidente del Puerto. / Salvador Salas

Mientras, Marbella, ha hecho toda una exhibición de poderío y clase en las horas previas y en el debú de la feria madrileña. Tanto el acto de la víspera de la inauguración como los organizados en la mañana de ayer tuvieron un caché propio de un destino turístico de calidad.

María del Mar Martín Rojo, concejala responsable del Área de Empresas, estaba muy satisfecha con las reuniones que había realizado junto al alcalde: «Han sido temas empresariales relacionados con el turismo. Sin duda Málaga está de moda y eso es muy importante, porque todo el mundo quiere invertir en nuestra ciudad», relataba. Mientras, Paulino Plata actuaba de anfitrión en el expositor malacitano del presidente nacional de Puertos, José Llorca: «En estos días vamos a cerrar una operación muy importante, pero hasta que no se concrete no quiero decir nada al respecto», dijo. Yolanda Aguilar y Francisco Quereda, mientras, aprovecharon para hablar de congresos: «Málaga vive un gran momento», señalaron.

Marisa Bustinduy, con el portavoz de Turismo de Podemos en el Parlamento, David Moscoso, y el concejal de Sevilla A. Jiménez.
Marisa Bustinduy, con el portavoz de Turismo de Podemos en el Parlamento, David Moscoso, y el concejal de Sevilla A. Jiménez. / Salvador Salas

Mariola Valladares, que conversaba con Paco Moro y Miguel Sánchez, debutó en la feria como directora del hotel Miramar, y resumía sus primeros meses al frente del gran hotel malagueño como «apasionantes».

Norberto del Castillo, Manuel Villafaína y Miguel Sierra desarrollaron un intenso día también. Los responsables de los empresarios de playas de Andalucía y Málaga charlaron con la presidenta de la Junta, y expresaron su decidido apoyo a la política de promoción que se desarrolla en la provincia y en la Comunidad.

El líder de Ciudadanos Andalucía, Juan Marín, con Margarita del Cid y el alcalde de Rincón, Francisco Salado.
El líder de Ciudadanos Andalucía, Juan Marín, con Margarita del Cid y el alcalde de Rincón, Francisco Salado. / Salvador Salas

Mientras, en el expositor de Costa del Sol-Málaga (único de todos los de Andalucía que combina nombre de la provincia con la marca turística), Elías Bendodo llevaba una frenética actividad. Recibió a la presidenta Susana Díaz, con la que mantuvo una pequeña entrevista, y atendió personalmente a decenas de visitantes, aparte de presidir actos y presentaciones ante la prensa. Bendodo, que aplazó su llegada a Madrid hasta ayer mismo para poder estar presente en las honras fúnebres de Antonio Garrido, viajó para Madrid en uno de los primeros trenes Ave del día, lo que permitió cumplir sobradamente con la agenda prevista.

Fue, pues, una inauguración espectacular donde todos sumaron y no sobró casi nada. Bueno, sí, la cantidad tan enorme de presentaciones y conferencias de prensa, pero es que aquí todo el mundo quiere vivir su 'minuto' de gloria. Y por faltar, la presencia de los Reyes, quienes por segundo año consecutivo dejaron fuera de su visita a Fitur al pabellón andaluz.

Los Reyes, en Fitur.
Los Reyes, en Fitur. / EFE

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos