Torremolinos rinde homenaje al pescaíto con unas jornadas

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, en su visita a las jornadas ayer. / SUR
El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, en su visita a las jornadas ayer. / SUR

Más de 70 chiringuitos, bares y restaurantes participan en 'Fish and fresh', que ayer concluyó la promoción de este plato a precios reducidos

SUR TORREMOLINOS.

Más de 70 chiringuitos, bares y restaurantes de Torremolinos participaron ayer en el día grande de las jornadas 'Fish and fresh' con el pescaíto frito, icono de la gastronomía local, como protagonista. Desde el miércoles, esta versión tuneada del tradicional Día del Pescaíto ha permitido que los establecimientos adheridos ofrecieran al precio de seis euros la ración, acompañadas de un quinto o caña de cerveza a un euro adicional, cinco de las especialidades más populares de la cocina malagueña: boquerones fritos, calamares fritos, rosada con alioli, espeto de sardinas y chanquetes (pez plata).

Organizado por el Ayuntamiento de Torremolinos, en colaboración con la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Torremolinos (ACET) y los locales participantes, el evento ha tratado de «poner en valor la profesionalidad, calidad y singularidad de los establecimientos de restauración de Torremolinos, uno de los atractivos turísticos del destino», según explican desde el Consistorio. Por primera vez, las jornadas se han ampliado a la zona de El Pinillo, con la participación de la cafetería El Lugar. En el barrio de El Calvario fueron siete los establecimientos con el cartel de las jornadas 'Fish and fresh'.

LAS JORNADAS

Platos
'Fish and fresh' ha ofrecido boquerones fritos, calamares fritos, rosada con alioli, espeto de sardinas y chanquetes (pez plata) a seis euros por ración.
El nombre
Estas jornadas sustituyen al tradicional Día del Pescaíto y se prolongan durante tres días.
Establecimientos
Este año se han sumado locales del centro de Torremolinos y de otras zonas alejadas de la costa.

En el centro urbano de Torremolinos la promoción gastronómica estuvo activa en 12 locales. El barrio de La Carihuela fue uno de los puntos de referencia de las jornadas por su simbolismo y por el amplio número de establecimientos donde degustar las raciones de pescaíto en promoción, con un total de 28 puntos, tanto en su zona más occidental como en pleno corazón de la barriada. En la zona más oriental de la costa de Torremolinos comprendida desde el barrio de El Bajondillo y hasta Los Álamos, la oferta de estas jornadas promocionales estuvo disponible en más de una veintena de establecimientos.

Aunque las jornadas se han ampliado, los chiringuitos siguen siendo los reyes del pescaíto. Estos locales están unidos de forma indisoluble a la cultura de playa extendida a lo largo de la costa andaluza. Tradicionales y de trato familiar o modernos y con influencias temáticas, los merenderos se han convertido en pequeños bastiones necesarios para refugiarse del sol y disfrutar de la gastronomía marinera. Por eso, a pesar de la crisis económica, estos establecimientos aguantan con estoicismo los envites de las vicisitudes históricas y sociales. Frente a otros sectores turísticos, los empresarios de playa confían en que la tendencia alcista del año anterior se acelere durante los próximos meses. La razón de su éxito, como demuestran desde hace años las jornadas dedicadas al pescaíto, también estriba en la buena relación entre calidad y precio.

El pescaíto frito apenas tiene secretos. La elección de un buen género y la temperatura del aceite de oliva, nunca inferior a 190 grados, resultan claves para una buena fritura, que no debe superar los tres minutos. Los boquerones, la rosada, el cazón en adobo, los salmonetes o las ortiguillas de mar destacan como los platos más demandados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos