Torremolinos reúne a operadores en un foro internacional sobre turismo LGTBI

El encuentro reúne a operadores y agentes turísticos con representantes de la oferta andaluza. /SUR
El encuentro reúne a operadores y agentes turísticos con representantes de la oferta andaluza. / SUR

Andalucía intensifica la captación de este tipo de viajeros, con un 30% más de gasto medio, y estudia la creación de productos específicos para el sector

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Andalucía quiere convertirse en un referente turístico para el segmento de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGTBI), que representa el diez por ciento de los viajeros registrados cada año en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Torremolinos, destino pionero para estos visitantes, que ya en los años sesenta encontraron en la localidad malagueña un oasis de libertad en plena dictadura, acoge estos días la primera edición del Encuentro Internacional de Turismo LGTBI, inaugurado ayer y que reunirá hasta el 3 de diciembre a cerca de un centenar de operadores y agentes turísticos procedentes de una veintena de países.

La cita, organizada por la Consejería de Turismo y Deporte, el Ayuntamiento de Torremolinos y Turespaña, tiene como principales objetivos mejorar el conocimiento de los recursos que reclama este segmento, fomentar la comercialización 'online', favorecer la creación de productos destinados al sector y, en consecuencia, incrementar el número de viajeros LGTBI. El acto inaugural estuvo presidido por el consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Fernández, que recordó el elevado gasto medio de este segmento (unos 113 euros), un 30 por ciento más que el resto, y su alta fidelidad y capacidad desestacionalizadora, ya que sus viajes no se limitan a los periodos habituales: «No son turistas encasillados en ningún segmento clásico, sino que buscan la oferta más amplia posible, desde el 'citybreak' o la cultura hasta la gastronomía y la naturaleza, por lo que vamos a apoyar de forma decidida que la marca Andalucía sea sinónimo de buena acogida».

El segmento LGBTI es uno de los más especializados del negocio turístico mundial y en España ha registrado un incremento de más del 28 por ciento en el número de visitantes en el último año, situándose como uno de sus destinos preferidos, sobre todo por el clima de tolerancia y normalización existente. Fernández asegura que este encuentro de comercialización es «una puesta en valor» de toda la posibilidades para el sector que aporta Andalucía, que va a ser miembro de la Asociación Internacional para el Turismo de Gays y Lesbianas (IGLTA, por sus siglas en ingles), y se muestra convencido de que, al casar la oferta regional con la demanda extranjera «se pueden generar muchos beneficios».

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, puso el foco en este segmento turístico como pasarela hacia un terreno de oportunidades «más ligadas a la calidad que a la cantidad» y en el desarrollo de nuevos productos que sumar a la oferta turística de la localidad: «El colectivo LGTBI forma parte de nuestra identidad. Fuimos la cuna en Europa del turismo gay, un icono de la modernidad en las décadas de los sesenta y los setenta, cuando nos posicionamos en la vanguardia de las libertades y los derechos de las personas». Ortiz asegura que «ahora tenemos el reto de transformar social y turísticamente nuestra ciudad», un objetivo que entiende «como una obligación para mantener en esa posición de privilegio en un contexto de creciente competencia».

Al acto también acudieron el subdirector general de Estrategias de Turespaña, Francisco Javier Rodríguez; el delegado de Participación y Cooperación Internacional de la Diputación de Málaga, Félix Lozano, y el presidente del comité director de la IGLTA, Juan Juliá, quien reveló que tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Torremolinos se integrarán en calidad de socios en la IGLTA, paso que señaló como «de gran relevancia» por la oportunidad que les ofrecerá de participar en los encuentros internacionales de esta organización, de la que forman parte más de 500 operadores y empresas del segmento LGTBI en medio centenar de países.

Desde la IGLTA destacan «el potencial» de este segmento de turistas, uno de los más numerosos e importantes del mundo. En representación de Turespaña, Rodríguez definió el encuentro como «el resultado de un país abierto de mente que apostó por la convivencia y la tolerancia, que hoy son dos de nuestros grandes productos».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos