Susana Díaz promete al sector no instaurar una tasa turística autonómica

Díaz, con el consejero Fernández esta mañana. / EP

La Junta respetará que lo hagan los ayuntamientos, según ha dicho la presidenta en la reunión del Consejo Andaluz de Turismo en San Telmo

MARIA DOLORES TORTOSA

Susana Díaz se ha comprometido con el sector a no instaurar una tasa turística de carácter autonómico en Andalucía. La presidenta de la Junta ha realizado esta aseveración en el transcurso esta mañana de la reunión del Consejo Andaluz de Turismo, que por primera vez se celebra en San Telmo, sede de la Presidencia. Díaz, no obstante, ha agregado que respetará la autonomía local y la “voluntad” de lo que quieran hacer los ayuntamientos. Algunos ya se han pronunciado a favor.

La presidenta adquirió este compromiso en el turno de palabra de la reunión a puerta cerrada. Con anterioridad, con presencia de los medios de comunicación, Díaz destacó como una buena noticia los datos de junio conocidos por la mañana, que han “pulverizado” las previsiones del 3% de crecimiento en las visitas turísticas en Andalucía calculado por la Consejería de Turismo en noviembre. Andalucía ha visto incrementado un 4% el número de turistas y un 5,3% las pernoctaciones el pasado mes. “El sector turístico goza de buena salud en Andalucía”, ha afirmado la presidenta, augurando mejores datos en julio y agosto. También ha instado a los empresarios a aprovechar los buenos momentos para contribuir a que el turismo sea "sostenible", tenga "rentabilidad social y laboral" y el empleo que se genere “sea de calidad”.

Díaz ha atribuido la bonanza en el sector incluso en tiempos de crisis al trabajo de los empresarios, agentes sociales y a la ayuda de las instituciones de todos los ámbitos, incluidas la provincial y local. Ha advertido que hay que reconocer otras circunstancias “ajenas”, como la caída del turismo en destinos del Mediterráneo afectados por diferentes conflictos, lo que ha “favorecido de manera indirecta” a Andalucía.

La mandataria andaluza ha insistido en el reto de conseguir la fidelidad de los nuevos turistas para que cuando “las condiciones externas ajenas a nosotros varíen, la fortaleza en nuestro sector sea tal que podamos ser muy competitivos”.

La presidenta ha destacado las medidas puestas en marcha por la Junta para ese futuro, como los planes para luchar contra la estacionalidad; y el decreto de viviendas con fines turísticos, que desde que se aprobó "ha permitido sacar de la alegalidad a más de 27.000 viviendas". Anunció que se aprobará en breve el Plan de Recualificación de la Planta Hotelera, en el que se va a dar prioridad a las pequeñas y medianas empresas turísticas.

Fotos

Vídeos