El sector de las viviendas turísticas apuesta por una tasa más que por una subida del IBI

La provincia suma ya más de 64.482 plazas de viviendas con fines turísticos.
La provincia suma ya más de 64.482 plazas de viviendas con fines turísticos. / SUR

Creen «discriminatorio» el aumento de la presión tributaria cuando hay municipios que rebajan este impuesto a los hoteles en invierno

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La propuesta del Ayuntamiento de Málaga de cobrar un IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) más alto a las viviendas con fines turísticos o de recuperar la tasa de basura para sacar rentabilidad al ‘boom’ de esta modalidad alojativa no es compartida por la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), que preside Carlos Pérez-Lanzac. Este colectivo apuesta más por seguir la senda de Barcelona y Madrid y considera que fijar una tasa turística es «más práctico y transparente» que gravar estos negocios con un IBI más caro. «Creemos que funciona mejor una tasa turística. Es más pragmático frente a un encarecimiento del IBI con mayores dificultades de controlar», dijo Pérez Lanzac, que no dudó en reconocer la sorpresa que causó en el sector la iniciativa municipal. Esta propuesta se trasladará a la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) con el objetivo de llegar a un acuerdo con el Gobierno, dado que cualquier modificación en el tributo en cuestión debe realizarse a nivel nacional.

Noticias relacionadas

La Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía apunta además que una subida del IBI sería una medida discriminatoria. «Nos ha sorprendido cuando, precisamente, los hoteles han pedido una rebaja del IBI para los establecimientos que abren todo el año. No debe haber un doble rasero. No queremos una posición discriminatoria», explicó. De hecho hay municipios de la Costa que ya bonifican con reducciones del IBI a los establecimientos hoteleros que mantienen la actividad durante la temporada baja.

Pérez Lanzac señaló además que cuando se cumple un año de la primera normativa que regula las viviendas turísticas en Andalucía sería más lógico que el Ayuntamiento estuviera más preocupado de la planificación y promoción de esta nueva oferta. «Debería ser lo que primara ahora», precisó, apuntando que esta actividad ha generado en la región un impacto económico de 2,2 millones de euros en los dos últimos años, en los que esta oferta ha atraído a 1,7 millones de visitantes. «Andalucía es el destino ‘top 1’ para el turismo español, liderando este negocio la Costa del Sol», declaró.

Piden modificar el decreto

En este sentido, recordó que el sector del alquiler vacacional está a la espera de recibir una resolución a la impugnación presentada en su momento a la normativa andaluza. Pero también avanzó que quieren ya fijar modificaciones en la norma para además del cambio del conflictivo punto en el que se apunta que cuando se disponen de tres viviendas o más en un radio de un kilómetro estos inmuebles ya deben regularse por la norma de apartamentos turísticos. Esta asociación considera que es urgente eliminar dos requisitos que están frenando que salgan a la luz la totalidad de inmuebles que se dedican a este negocio. «Queremos negociar con la Junta que no se exija ni la licencia de primera ocupación ni que se cuente con sistemas de aire acondicionado en la totalidad de las habitaciones», afirmó.

Y es que consideran que a pesar del alto volumen de inmuebles registrados, que a fecha de ayer sumaban 12.235 viviendas en la provincia con una oferta de 64.482 plazas, el mapa real de esta oferta aún no ha salido a relucir porque hay propietarios que no pueden cumplir con estos requisitos. En el caso de la capital malagueño, los últimos datos del Registro de Turismo de Andalucía cifran en 1.781 los inmuebles que ya pueden operar en el mercado y que suman 8.758 plazas, rozando las 9.157 que computan los hoteles de la capital de la Costa.

La provincia malagueña lidera la oferta andaluza, cuyo volumen de plazas suma 80.000, según los datos aportados por el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, que destacó que la mayoría de estas viviendas turísticas están concentradas en la Costa del Sol, pero también en ciudades como Sevilla o Granada. Fernández apostó por ordenar ese uso turístico de viviendas y, sobre todo, mantener la calidad. «En ese caso, sí será compatible con el uso residencial, de forma que ningún vecino se sienta turista en su barrio, ni ningún turista deje de sentirse vecino», dijo. En este sentido, el consejero de Turismo indicó que en Andalucía también «es compatible, en la actualidad, tanto la capacidad, con los niveles de ocupación que tienen los hoteles, como las plazas que se están regularizando a través del decreto».

Fotos

Vídeos