El sector del crucero mantendrá la tendencia al alza, sin resentirse en Barcelona

E. P.

Las principales navieras han mostrado un marcado optimismo en la industria del crucero de cara a 2017, un año en el que, según el presidente de MSC Cruceros en España, Emiliano González, «todos los signos apuntan a un crecimiento igual o superior» a la tasa del 4,2% registrada en 2016 con respecto al año anterior. Así lo señaló en una mesa sobre innovación turística celebrada hoy en Madrid en Esade a la que también asistió el responsable comercial de Pullmantur, José Blanco, que destacó por su parte unas perspectivas de futuro «extremadamente positivas», si bien ambos se han referido al conflicto catalán como un riesgo geopolítico de fondo.

El responsable de MSC España extendió esta previsión al próximo año «salvo algún tema geopolítico de fondo, que esperemos no ocurra». «Lo que estamos viendo para 2018 es que, sin haber concluido 2017, ya se están haciendo reservas que continuarán esta tendencia», afirmó, subrayando que los acontecimientos políticos en Cataluña «no está afectando a las reservas».

La naviera dispone de un crucero basado en el puerto de Barcelona, el 'MSC Meraviglia', desde el pasado verano, que según González estuvo fondeado en la Ciudad Condal en la jornada del 1 de octubre y «todo el mundo pudo desembarcar con normalidad». En septiembre, la compañía comenzó las gestiones para hacerse con una de las terminales del puerto barcelonés, que es el más concurrido de Europa.

Así, pues, González recordó que la industria de los cruceros «tiene mucha cintura» y es flexible ante los riesgos geopolíticas y climatológicas, dada su capacidad de «modificar itinerarios priorizando la seguridad de los pasajeros», como ya ha sucedido esta temporada de verano con los huracanes en el Caribe. «La industria ha sabido reaccionar incluso ante catástrofes naturales», señaló.

También se refirió indirectamente a esta cuestión el director general de Costa Cruceros, Raffaele D'Ambrossio, que celebró el alto recorrido de la industria en nuestro país pero también señaló que se trata de un sector «basado en la planificación, que mueve una gran cantidad de capital y al que, por tanto, no le gusta la incertidumbre» por la alta presión fiscal o «los cambios geopolíticos incontrolados» a nivel global. Sobre la 'turismofobia' habló el director de la Asociación Internacional de Lineas de Cruceros (CLIA), Alfredo Serrano, que reiteró la baja afluencia de cruceristas en las ciudades más afectadas por estas reacciones contrarias al sector.

Fotos

Vídeos