Ryanair valora introducir una cláusula sobre el 'Bréxit' en los billetes de 2019

E. P. MADRID.

La aerolínea Ryanair, que es líder en el aeropuerto de Málaga en movimiento de pasajeros, valora incluir una modificación en las condiciones de los billetes de la aerolínea irlandesa de cara a su programación para el verano de 2019 si la regulación aérea sigue sin resolverse tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El director de marketing de la compañía, Kenny Jacobs, afirmó que «si no hay una alternativa regulada al acuerdo de 'Cielos Abiertos', Ryanair valorará la posibilidad de cambiar los términos y condiciones para viajar hacia y desde Reino Unido a partir del 1 de abril de 2019».

En este sentido, Jacobs precisó que revisarán esta cuestión «antes de anunciar el calendario de verano para 2019, que estará a la venta en otoño de 2018». Ryanair ya advirtió que el 'Brexit' podría provocar la suspensión de sus vuelos desde el país durante un periodo de tiempo si el Gobierno británico no aclara cómo va a negociar con la UE la política de cielos abiertos para asegurar las operaciones.

La falta de acuerdo bilateral con países europeos colocaría al sector de la aviación en un 'limbo regulatorio', que provocaría que no se pudiera volar entre Europa y Reino Unido. De hecho, estas incertidumbres han llevado a Ryanair a rebajar su previsión de crecimiento en Reino Unido del 15% al 6% en 2017.

Por su parte, el Consejo Internacional de Aeropuertos de Europa (ACI Europe) ha insistido reiteradamente en la necesidad de mantener un régimen de aviación más liberal entre el Reino Unido y la UE, para salvaguardar la conectividad aérea.

Según las estimaciones de ACI Europe, la aviación comercial europea podría registrar pérdidas económicas de hasta 4.700 millones de euros y una reducción del tráfico aéreo con el Reino Unido de hasta 30 millones de pasajeros para 2026.

La compañía irlandesa de vuelos baratos ha anunciado esta semana que comienza el año ganando pasajeros. Concretamente, el tráfico de la aerolínea subió el 6 % en enero pasado frente al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 9,3 millones de pasajeros, informó en un comunicado. El índice de ocupación fue del 91 %, un alza del 1 % respecto al mismo periodo de 2017, mientras que el tráfico en los últimos 12 meses creció un 9 % hasta los 129 millones de clientes.

La aerolínea opera más de 2.000 vuelos diarios desde 87 bases y conecta más de 210 destinos en 33 países.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos