Ryanair retrasa al 15 de enero la limitación de subir al avión con un solo bolso de mano

Turistas, en plena tarea de reducir a un solo bulto el equipaje que van a subir a la cabina del avión. :: sur/
Turistas, en plena tarea de reducir a un solo bulto el equipaje que van a subir a la cabina del avión. :: sur

La compañía había anunciado que esta medida entraba en vigor el próximo el próximo 1 de noviembre

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA.

La aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair, líder en el aeropuerto de Málaga en volumen de pasajeros, no aplicará la próxima semana la limitación de subir un solo bulto a la cabina del avión, incluyendo el típico bolso de mano. La compañía anunció ayer que retrasa esta medida hasta el próximo día 15 de enero. A partir de esta fecha solo los pasajeros que hayan contratado el Embarque Prioritario, incluyendo las tarifas Plus, Flexi Plus y Family Plus, podrán subir dos bultos a la cabina, es decir, el bolso de mano o una mochila y la maleta pequeña. El resto de viajeros solo podrán portar en el avión el bulto más pequeño, mientras que la maleta de cabina se bajará a la bodega, sin coste adicional, en la puerta de embarque, según acaba de comunicar la compañía. Desde la compañía, explicaron que la reserva de la prioridad de embarque tiene un coste de cinco euros a la hora de hacer la reserva, que se eleva hasta los seis euros si se decide hace una hora antes del horario previsto de despegue.

Kenny Jacobs, de Ryanair, justificó la decisión de retrasar esta medida «para ayudar a nuestros clientes a familiarizarse con los cambios de la política. La limitación de equipajes en cabina acelerará el embarque de los vuelos y se reducirán los retrasos». Fuentes del sector apuntan a que tras las cancelaciones masivas de vuelos, que no han afectado al aeropuerto de Málaga, no era el mejor momento de activar otra medida que generará polémica entre quienes acostumbran a viajar con dos bultos en cabina y se niegan a que lleven a la bodega equipaje en el que portan dispositivos electrónicos de valor o documentación importante, por lo que no quieren correr el riesgo de que se extravíe. De momento, las imágenes de viajeros metiendo a presión el bolso de mano en la maleta de cabina, hasta el punto de no poder cerrarla, no se producirán la semana que viene, sino en enero. Esta compañía ya aplicó esta medida en una etapa anterior en la que Ryanair recibió quejas por esta política restrictiva.

Dentro de la nueva política de equipajes, la aerolínea sí que activó ya el pasado mes de septiembre las medidas de aumentar el tamaño del equipaje, permitiendo 20 kilos, en vez de los 15 de antes. También está ya en vigor los nuevos precios de contratación de la facturación de maletas, que ha pasado de costar 35 euros a 25. Ryanair es la primera compañía en volumen de viajeros en el aeropuerto de Málaga, en el que hasta el pasado mes de agosto había movido un total de 2.918.433 de pasajeros. El liderazgo es absoluto en tanto que la segunda aerolínea con mayor actividad en esta infraestructura, Easyjet, movió en este mismo periodo a 1.410.383 turistas, según las estadísticas de la web de Aena.

Fotos

Vídeos