Ryanair reduce a un bulto el equipaje de mano y baja el coste de facturar la maleta

Ryanair reduce a un bulto el equipaje de mano y baja el coste de facturar la maleta

La medida se aplicará a partir del 1 de noviembre, fecha en la que se activarán todos los cambios en cuanto a peso y tamaño

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

La aerolínea de bajo coste irlandesa da un giro en su política de equipaje. A partir del 1 de noviembre, los viajeros no podrán subir a la cabina más que un bulto, frente a los dos que permite en la actualidad. Es decir, el viajero que lleve su bolso de mano no podrá llevar también una mochila. Y es que la compañía ha reducido el coste de facturar la maleta para evitar los problemas que están surgiendo en el embarque por la falta de espacio para colocar todo el equipaje de mano que llevan los viajeros. «Al ser demasiados los clientes que transportan los dos bultos permitidos como equipaje de mano libre de cargo, y con una ocupación muy alta, cifrada en el 97% durante el mes de agosto, no hay suficiente sitio en los compartimentos de cabina para tantas maletas, lo que está generando muchos retrasos en embarques y vuelos», explicaron.

La nueva política de equipajes de la aerolínea que mueve más pasajeros en el aeropuerto de Málaga eleva de 15 a 20 los kilos que permiten facturar, reduciendo la tarifa base para mandar esta maleta a la bodega del avión se reducirá de 35 euros a 25 euros. El objetivo es incentivar la facturación.

Además, los clientes con ‘Embarque Prioritario’ (incluyendo Plus, Flexi Plus & Family Plus) podrán subir dos bultos al avión previo pago de cinco euros a la hora de reservar el vuelo, si bien también se puede añadir a la reserva posteriormente por un importe de seis euros.

«El resto de clientes podrán subir un solo bulto pequeño al avión, mientras que el bulto más voluminoso deberá bajarse a bodega, libre de cargos, en la puerta de embarque», dijeron desde la ‘low cost’ Ryanair.

Kenny Jacobs, responsable de la compañía, aseguró: «Estos cambios en la política de equipajes le supondrán a Ryanair un gasto de 50 millones de euros anuales en términos de reducción de las tarifas de facturación de equipaje. Sin embargo, creemos que ofrecer la posibilidad de facturar equipaje más grande animará a más clientes a pensar en facturar su maleta. Así, se reducirá la alta cantidad de clientes con dos bultos en las puertas de embarque, algo que causa retrasos en los vuelos debido al elevado número de maletas que se bajan a bodega, tanto en la puerta de embarque como en la cabina».

Temas

Ryanair

Fotos

Vídeos