Ryanair obligará a partir de mañana a subir solo un bulto a la cabina del avión

Pasajeros, antes de pasar por el control de seguridad. /Efe
Pasajeros, antes de pasar por el control de seguridad. / Efe

En caso de llevar un bolso de mano y una maleta pequeña, la compañía bajará ésta última a la bodega sin coste alguno

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

A partir de mañana, los pasajeros que tengan previsto volar con la compañía de bajo coste irlandesa Ryanair solo podrán subir a bordo del avión un bulto, considerado como tal el bolso de mano o una mochila. La nueva política de equipajes de esta aerolínea, que entrará en vigor mañana, obligará al viajero a desprenderse de su maleta de cabina si lleva otro bulto más. La compañía enviará dicho equipaje a la bodega sin coste alguno, aunque en el mismo se lleve material sensible como ordenadores o cámaras.

Ryanair justifica esta medida en la necesidad de agilizar el embarque. Por ello, advierte que «los pasajeros sin prioridad de embarque pueden traer los dos bultos mencionados, pero el más voluminoso se bajará a la bodega de forma gratuita, en la puerta de embarque, para evitar retrasos en los embarques y exceso de maletas en cabina».

Esta iniciativa forma parte de una nueva política de equipajes que entra en vigor mañana y en la que también se contempla una rebaja de la tarifa base para facturar una maleta. En este caso, el equipaje de 20 kilos pasará a costar su facturación 25 euros, frente a los 35 euros actuales. También, Ryanair elevará el peso permitido de las maletas facturadas. Si ahora es de quince kilos, a partir de mañana se aumentará a veinte para todas las maletas.

Kenny Jacobs, de Ryanair, confió en que «nuestros clientes disfruten de nuestras nuevas normas de equipaje, que se centran en una reducción de la tarifa y el incremento del tamaño permitido del equipaje facturado. Todos los clientes de Ryanair podrán seguir trayendo dos piezas de equipaje al avión, pero debido a la alta ocupación de nuestros vuelos, con una media del 94% de los asientos ocupados, no tenemos espacio suficiente en cabina para tantas maletas. Por lo tanto, pediremos que nuestros clientes sin embarque prioritario pongan su bulto más voluminoso en la bodega, sin coste adicional. Así, eliminaremos los retrasos en el embarque y mejoraremos nuestro índice de puntualidad, que es líder en la industria». Jacobs señaló que estos cambios supondrán un gasto de 50 millones para Ryanair.

Estas medidas afectarán en Málaga a más de cuatro millones de viajeros. El responsable de Ventas de España y Portugal, José Espartero, aseguró que esta compañía líder en pasajeros en Málaga tiene programadas 50 rutas este invierno, frente a las 42 del mismo periodo de 2016. De estos seis nuevos destinos apuntó que son rutas de verano que se consolidan en temporada baja como son Amsterdam, Francfort, Bremen, Dortmund, Santander y Wroclaw. De la fortaleza de esta compañía en el aeropuerto malagueño dice mucho el dato avanzado por Espartero de que este invierno tienen seis aviones con base en Málaga.

Temas

Ryanair

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos