Ryanair agilizará la tramitación de reclamaciones por cancelación o retrasos de vuelos

EFE DUBLÍN.

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair informó ayer de que reformará su servicio de atención al cliente para mejorar la tramitación de reclamaciones por la cancelación de vuelos o retrasos en las salidas.

La compañía, radicada en Dublín, señaló que establecerá un equipo de personas expresamente dedicado a procesar en no más de diez días las reclamaciones «válidas» presentadas de acuerdo con el Reglamento 261/2004 de la Unión Europea (UE).

Esta normativa comunitaria establece que en caso de anulación o gran retraso de un vuelo, la aerolínea tiene la obligación de atender a los pasajeros afectados y de abonarles una compensación (entre 250 y 600 euros, en función de la distancia y las horas de retraso). El director de mercadotecnia de Ryanair, Kenny Jacobs, explicó que el nuevo servicio de atención también ofrecerá a los clientes la posibilidad de acceder a información sobre sus alternativas y derechos en casos de cancelaciones o retrasos a través de la web o de la aplicación para móviles.

Así, no se verán obligados a llamar a la línea de ayuda telefónica, que, en ocasiones, se ha visto desbordada por el gran número de contactos. Así ocurrió cuando Ryanair anunció el pasado septiembre la cancelación de más de 20.000 vuelos hasta marzo de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos