La OMT reivindica en Marbella la cualificación del turismo para crecer en competitividad

Carlos Vogeler, Director Ejecutivo de Relaciones con los Miembros de la OMT. :: josele-lanza

La organización mundial subraya la importancia de invertir en calidad de servicios y formación del personal como retos del sector

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

«La inversión en capital humano es esencial. Hay que competir a través del talento. La calidad de los servicios será clave para la posición de los destinos competitivos». Las palabras de Carlos Vogeler, director ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo, van dirigidas al sector privado, pero igualmente a las administraciones publicas. En este reto de ganar en competitividad a través de una excelente cualificación del sector, ambos deben mantener una perfecta y coordinada comunión . «La mejora de la educación exige un esfuerzo de las autoridades y también del sector privado». Una educación basada además en una clave: la ética. El representante de la OMT dejaba sentadas en la tarde de ayer las bases de lo que a partir de hoy será el centro del debate de expertos llegados de distintos puntos del globo que se reúnen en Marbella en el marco de la segunda Conferencia Mundial de la organización. El punto de partida de la discusión: el desarrollo del talento y la educación en la definición de la competitividad de los destinos turísticos.

Les Roches Marbella, escuela de formación internacional en el campo de hotelería y turismo, referente a nivel mundial, se convierte hasta mañana martes en el centro de operaciones de este encuentro que en su jornada inaugural ya ofreció interesantes reflexiones tanto de responsables de instituciones públicas como de representantes del sector privado.

Para la secretaria general para el Turismo de la Junta de Andalucía, Susana Ibáñez, la «excelencia que a muchos niveles» presenta a día de hoy la región andaluza «no hubiera sido posible sin el capital humano» que lo sostiene. La representante del Gobierno andaluz situó a la Costa del Sol en general, y a Marbella en particular, como «bandera y ejemplo de que el turismo se ha perfeccionado a niveles de excelencia». Y ese, subrayó, debe ser el camino a seguir frente a las amenazas y ante un sector que «avanza y cambia». Durante su intervención defendió que esa formación y cualificación debe ir acompañada de unas condiciones laborales dignas para el personal que trabaja en el sector. Si no atendemos el capital humano -dijo- dejaremos de ser competitivos. Una calidad en la atención que sirve además para fidelizar clientes. Desde la Junta de Andalucía se trabaja en el apoyo al trabajador, para su capacitación, pero es importante subrayar que estas personas deben tener un sueldo decente, deben trabajar en condiciones de dignidad». En esa formación del capital humano y en la consecución de unas condiciones laborales acordes, expuso, «debemos trabajar tanto el sector público como el privado».

Marca Marbella

De esa colaboración entre los sectores público y privado «sabe mucho» Marbella. Carmen Díaz, responsable municipal de Educación y Cultura del Ayuntamiento marbellí, defendió que la Marca Marbella se sustenta , precisamente, en la excelencia. Y por ello, incidió, «no podemos permitir imágenes como las que hemos visto este verano que pueden acabar con el prestigio de la zona», indicó en referencia a la polémica que suscitó el pasado verano el incremento del turismo 'low cost', especialmente en Puerto Banús.

En ese sentido, defendió el «compromiso de todos, y de la alcaldesa Ángeles Muñoz, con el consenso del sector, de seguir promocionando un destino de excelencia». A ello contribuirá la celebración en Marbella, recordó, de un Foro Internacional e Turismo, respaldado por el Gobierno central, que versará sobre sostenibilidad y también sobre innovación», subrayó.

La Organización Mundial del Turismo acude a Marbella de la mano de una de las escuelas internacionales de formación en turismo y hotelería más prestigiosas del mundo, Les Roches. Los datos aportados por Carlos Díez de la Lastra, CEO de la universidad, dan idea de la importancia de la formación en excelencia cada vez más demandada por el sector. Según apuntó durante la inauguración del congreso, 40 grandes compañías internacionales acuden cada semestre al centro a reclutar alumnos ya formados. El índice de empleabilidad directa es del 90% de alumnado al graduarse. «Estamos en una bonita guerra por el talento», defendió el director de Les Roches, quien señaló como desafío del sector formativo en turismo: «correr a la velocidad de la industria».

Y si la formación y cualificación del turismo es primordial para seguir creciendo frente a destinos competitivos, debe ser el sector el que «estimule» la formación». Así lo cree Slobodan Unkovic, profesor de la Universidad de Belgrado, primer ponente del congreso de la OMT en Marbella. «El talento es importante para el desarrollo del turismo de un país», y en este sentido, abogó por una colaboración entre el Estado y las instituciones universitarias y centros de investigación para «identificar el talento y elegir a los mejores».

Fotos

Vídeos