La OMT recomienda soluciones creativas ante la nuevas plataformas de servicios

Mesa presidencial de la Asamblea General de la OMT, liderada por Taleb Rifai. / SUR

Advierte de un cambio de modelo turístico que requiere de imaginación para salvaguardar los derechos de los consumidores y la calidad

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Más de 1.300 delegados de más de 130 países han participado en la vigésima segunda reunión de la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que se ha celebrado en Chengdu (China), para debatir sobre la transformación del Código Ético Mundial y la influencia de la tecnología en el sector. En la agenda no pudo faltar tampoco asuntos como el crecimiento sostenible de los destinos y la irrupción de un nuevo modelo empoderado por la economía colaborativa, que centraron el debate en el periodo extraordinario de sesiones.

En este encuentro, la OMT presentó su último informe titulado 'Nueva Plataforma de Servicios Turísticos, comprender, repensar y adaptarse', donde recomienda «encontrar soluciones creativas para salvaguardar los derechos de los consumidores y los estándares de calidad, a la vez que garantiza una competencia justa para todas las empresas».

El estudio advierte de que mientras que el turismo continúa creciendo fuertemente, se ha producido un cambio en modelos del negocio y comportamiento del consumidor, que ha sido notable en los últimos años. «La combinación de la crisis económica mundial, los avances en la tecnología y la aparición de plataformas digitales ha dado lugar al aumento de la nueva plataforma de servicios turísticos, a menudo denominada la economía compartida», señala la OMT.

El informe tiene como objetivo proporcionar una visión útil sobre la nueva plataforma de servicios de turismo y contribuir a la discusión y colaboración en curso entre los interesados. Esta publicación analiza los nuevos servicios de plataforma de turismo a través de destinos en todo el mundo en cinco áreas principales: alojamiento de información, transporte, comida y «cosas para hacer» o actividades turísticas. El objetivo del estudio es comprender mejor cómo este fenómeno está configurando el sector del turismo, identificar las oportunidades y retos específicos que plantea y evaluar las posibles acciones a seguir.

Todo ello en un marco de crecimiento vertiginoso en los viajes. De hecho, la OMT ha destacado que 2017 presenta los mejores resultados semestrales de los últimos siete años. Y es que en los seis primeros meses del año, los destinos de todo el mundo recibieron a 598 millones de turistas internacionales, unos 36 millones más que en el mismo período de 2016. El crecimiento, que supone un 6% respecto al año anterior, superó con creces la tendencia alcista observada en los últimos años de en torno al 4%, lo que convierte el período de enero a junio en el mejor semestre desde 2010. El último número del Barómetro OMT del Turismo Mundial remarca que los destinos mediterráneos registraron un crecimiento particularmente destacado, con una subida del 12%.

El secretario general de la OMT, Taleb Rifai, señaló que «el primer semestre muestra un crecimiento saludable en un mercado turístico cada vez más dinámico y resiliente, incluyendo una fuerte recuperación en algunos de los destinos que el año pasado se vieron afectados por problemas de seguridad». Además, añadió que «tal como expliqué en mi artículo 'Turismo: el crecimiento no es el enemigo, sino la gestión insostenible', el sector genera empleo, crecimiento económico y oportunidades de desarrollo. Sin embargo, esta fuente de prosperidad debe gestionarse de manera eficiente, para el bien de los visitantes y de las comunidades».

Más

Fotos

Vídeos