La quiebra de Monarch Airlines sorprende a miles de viajeros en la Costa del Sol

Personal de la Embajada Británica en España informaba a pasajeros de Monarch que fueron reubicados para volver ayer a Londres. / Salvador Salas

Aviación Civil británica garantiza que quienes tengan pasaje hacia el Reino Unido hasta el 15 de octubre volarán en otros aviones sin coste adicional

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

A las cuatro de la mañana de ayer lunes, la quinta aerolínea más importante del Reino Unido y la séptima en volumen de pasajeros en el aeropuerto de Málaga, Monarch, clausuraba su página web para colgar un comunicado en el que anunciaba el cese por completo de la actividad. La quiebra económica de esta compañía sorprendía a miles de pasajeros que se encuentran en la Costa del Sol, entre ellos, a los que volaban en los seis aviones programados ayer en esta infraestructura con destino a la terminal londinense Luton, Manchester y Birmingham. A los que se suman otros seis de llegadas que se quedaron colgados en dichos aeropuertos. La cifra de afectados en este destino, de los 110.000 que ha reconocido la compañía que tiene dispersos en el extranjero, es imposible de determinar, y lo cierto es que hasta el próximo día 15 todos serán reubicados en otros aviones. Desde Málaga esta compañía tenía programados entre cinco y seis vuelos diarios, que operaba con aviones que rondaban entre las 180 plazas, lo que supone un movimiento cercano al millar de pasajeros al día, explicó el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Andalucía, Sergio García. «Nos ha pillado por sorpresa. No lo esperábamos. Hoy ya hemos tenido que recolocar a clientes, algunos con reservas realizadas incluso la semana pasada», dijo. Hoy, esta compañía tenía previsto operar desde Málaga ocho vuelos y otros tantos desde el Reino Unido. El pasado año movió en la Costa a 652.876 pasajeros.

La Autoridad de Aviación Civil británica (CAA) se hizo cargo del operativo de retorno de viajeros que se han quedado en tierra, considerada por el Gobierno inglés como «la mayor operación de repatriación en tiempos de paz». Simon Manley, Embajador Británico en España, adelantó ayer que este organismo fletará aviones a lo largo de las dos próximas semanas para trasladar a la gente que tenga previsto volar desde España al Reino Unido. «Habrá plazas disponibles con independencia de la nacionalidad de los pasajeros. La CAA no facilitará vuelos del Reino Unido a España ni a ningún otro destino. Por tanto, en ambas direcciones, el acuerdo es exactamente el mismo para ciudadanos británicos y españoles».

La CAA anunció que Monarch Airlines había entrado en bancarrota y, por tanto, había dejado de operar con efecto inmediato. «La decisión ha supuesto la cancelación de unas 300.000 reservas y ha afectado a 110.000 clientes que están en el extranjero», apuntaron, para precisar que el gobierno británico pidió a este organismo de aviación que fletara más de 30 aviones para llevar de vuelta al Reino Unido a los clientes que se han quedado fuera del país.

En el aeropuerto de Málaga todo estaba bajo control. Personal diplomático supervisaba las tareas de recolocación de los primeros viajeros afectados en la Costa del Sol. Con un peto que le identificaba, un empleado de la Embajada Británica informaba a los turistas que hacían cola para salir algo menos de tres horas después de lo previsto hacia Luton. Un poco más allá, en la T-3, facturaban los pasajeros que tenían previsto salir hacia Manchester a las doce y que finalmente lo hicieron en un avión fletado a las dos menos veinte de la tarde. En este mismo vuelo embarcaron los pasajeros de la conexión de Monarch hacia Brimingham. Dawn Lashley era una de las afectadas que desconocía cómo llegar hasta Birmingham. «Me han dicho que me informarán en Manchester. Estoy muy enfadada. No he recibido ningún aviso hasta llegar aquí al aeropuerto. Además, tenía otro billete con Monarch para volver a Málaga en unos días. Vengo con frecuencia, por trabajo. No me esperaba esto de esta aerolínea», declaró. Por la tarde se repetían las escenas. En España, Monarch operaba en 13 aeropuertos, de los 40 destinos a los que volaba.

La Embajada Británica en España recomendó a las personas que ya están en España u otros destinos «que continúen disfrutando de sus viajes, ya que podrán regresar a casa cuando éstos terminen sin ningún coste adicional». La peor parte se la llevarán los que tienen billetes comprados a Monarch para volar en los próximos días desde el Reino Unido. A éstos, desde esta sede diplomática se les instó a «que no vayan al aeropuerto, ya que todos los vuelos han sido cancelados. Aquellos que estén protegidos por el seguro ATOL (Air Travel Organisers’ Licence) podrán reclamar la indemnización íntegra de sus billetes, para lo cual se recomienda que entren en la página web de la CAA donde encontrarán más información. La CAA confía en que en los próximos días haya plazas disponibles en otras compañías para que dichos viajeros puedan volver a reservar sus vuelos».

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) advirtió que «los españoles que se hayan visto afectados por estas cancelaciones y que se encuentren en el Reino Unido, tendrán que dirigirse en primer lugar a la compañía y a la CAA para gestionar el reembolso del billete y las reclamaciones correspondientes de sus derechos, en cualquier caso es conveniente que notifiquen al consulado de España en Reino Unido su situación».

Desde Facua Málaga, su presidenta Lola García, instaba a todos los afectados a que presenten sus correspondientes reclamaciones por la cancelación de los vuelos. «Por ahora no hemos registrado peticiones por la quiebra de Monarch, pero deben perseguir sus derechos a la devolución del coste del vuelo cancelado y compensaciones si la suspensión del vuelo es menor a dos semanas, teniendo derecho a una indemnización de entre 250 a 600 euros». Monarch, que tuvo base en Málaga, puso ayer punto y final a 49 años de vida.

Aesa vigilará que se cumplen los derechos de los pasajeros

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) realizará en los próximos días inspecciones ‘in situ’ en los aeropuertos españoles desde los que operaba la compañía británica Monarch Airlines para verificar que se respetan los derechos de los pasajeros. En este sentido, desde la Embajada Británica en España recordaron que «en la página web www.monarch.caa.co.uk hay recomendaciones importantes, información detallada de los horarios de los vuelos e información actualizada con regularidad. Los clientes que ya hayan comprado sus vuelos también pueden utilizar el número de teléfono de atención gratuita 0300 303 2800 (desde el Reino Unido) y 44 1753 330 330 (si están fuera del Reino Unido). «Nosotros estamos difundiendo los mensajes de la CAA a través de nuestras redes sociales (@ukinspain y @simonmanleyfco)», puntualizaron. El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Andalucía, Sergio García, aconsejó que si los billetes han sido adquiridos en una oficina de viajes deben ponerse en contacto con la misma. «Se les va a ayudar siempre y en la medida de lo posible. Los que hayan reservado por plataformas y sólo los billetes de avión lo van a tener más complicado dado que la aerolínea ha quebrado», precisó. También instaron a que los pasajeros revisen los seguros contratados.

Fotos

Vídeos