La quiebra de la aerolínea Niki provoca la suspensión de 16 vuelos hacia o desde Málaga

Pasajeros en el aeropuerto de Málaga./
Pasajeros en el aeropuerto de Málaga.

Unos 3.500 pasajeros están afectados por el cese de actividad de la compañía austriaca, que se suma a la caída de Air Berlin, de la que era filial

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La aerolínea austríaca Niki, filial de la desaparecida Air Berlin, ha quebrado. Dejará en tierra, en el caso de Málaga, a unos 3.500 pasajeros que pretendían viajar en los 16 vuelos previstos a medio plazo entre el Aeropuerto de la Costa del Sol. Al menos, este destino no será de los más perjudicados. Los vuelos cancelados en la red de Aena desde ayer hasta el 20 de diciembre son 316. Los destinos más afectados serán Palma de Mallorca, con 114; Gran Canaria, con 72 y Tenerife Sur, con 60 operaciones canceladas entre llegadas y salidas. También notarán la carencia en Fuerteventura (26); Lanzarote (18) y La Palma (10), según informó ayer la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa).

Los afectados pueden reclamar indemnizaciones, salvo que se les haya informado 14 días antes del vuelo programado

De ese total de 316 vuelos cancelados, 158 tienen origen en España, que son para los que la entidad tiene competencias sobre la supervisión del cumplimiento de los derechos de los pasajeros recogidos en la normativa europea. Por ello, se van a realizar inspecciones en los aeropuertos, para verificar que la aerolínea cumple con los derechos de los pasajeros, establecidos en el Reglamento europeo (CE) 261/2004 sobre retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque.

¿Cómo actuar?

Los pasajeros afectados deben reclamar ante la compañía y aquellos que hayan adquirido los billetes a través de un touroperador podrán solicitarle a éste una reubicación en caso de que Niki no responda. Los técnicos de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea informarán a los afectados en los aeropuertos españoles de todos sus derechos, para que puedan reclamarlos en caso de que consideren que la compañía no cumple con los mismos.

Los pasajeros damnificados por una cancelación tienen derecho a la información: entrega por parte de la compañía de un impreso con las condiciones de asistencia y compensación; de asistencia (comida y bebida suficiente, dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, una o más noches de alojamiento, así como el transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento) y al reembolso o transporte alternativo hasta el destino final.

También pueden ser compensados económicamente, salvo en aquellos casos en los que se les haya informado de la cancelación al menos 14 días antes del vuelo programado. La cuantía económica de la compensación variará en función de la distancia del vuelo cancelado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos