Puesta de largo en el Miramar

Carlos Conde, José Luis Santos, Mariola Valladares, Francisco De la Torre, Rosa Francia y Julio Andrade. /Salvador Salas
Carlos Conde, José Luis Santos, Mariola Valladares, Francisco De la Torre, Rosa Francia y Julio Andrade. / Salvador Salas

Más de 1.400 invitados asisten a su reinauguración como hotel, 90 años después de su primer estreno

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Una voz en off, al hilo de los discursos de la reinauguración del Gran Hotel Miramar, relataba anoche la historia de los 90 años de este emblemático edificio a unos 1.400 invitados que asistieron a un momento histórico. Para esta jornada especial el remodelado edificio lucía con una iluminación especial que ponía al descubierto los detalles de esta obra cumbre del arquitecto Fernando Guerrero-Strachan, que nació como hotel Príncipe de Asturias, para pasar a ser hospital de sangre de la ciudad en la Guerra Civil y tras la conclusión de la contienda recuperar su actividad hotelera hasta 1967, cuando cerró sus puertas.

Noticias relacionadas

Esta voz recordaba que la reapertura del palacio se produjo en 1987 pero como Audiencia Provincial de Málaga y 20 años después cerró esta etapa hasta que el edificio fue adquirido por Hoteles Santos para ubicar en él un hotel de gran lujo, recuperando sus inicios tras una rehabilitación de la mano del estudio del arquitecto José Seguí. Autoridades, empresarios y fuerzas vivas de la sociedad malagueña destacaron la emotividad del momento. La fiesta invadió anoche el luminoso edificio. En cada una de las estancias del hotel se celebraron diversos espectáculos para gustos variados. Así sonaron acordes de flamenco, de un cuarteto de cuerda e incluso la ambientación musical de un DJ en distintos escenarios, en los que se pudo degustar una buena muestra de su oferta gastronómica. La puesta de largo de este cinco estrellas gran lujo se convirtió asimismo en una oportunidad para conocer las habitaciones de este establecimiento. Desde las 20.30 horas, los invitados pudieron participar en recorridos que partían de la entrada, cada quince o veinte minutos, a modo de una ruta turística por las dependencias del hotel. El presidente de Hoteles Santos, José Luis Santos, cerró las intervenciones apelando a la larga vida que le augura a este establecimiento.

Entre los invitados, además de autoridades como el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre; el presidente de la Diputación, Elías Bendodo; el subdelegado del Gobierno, Miguel Briones; se dieron cita también el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno; la diputada nacional por Málaga Carolina España, Antonio Sanz y Celia Villalobos; la delegada de Turismo, Monsalud Galindo; los socialistas Daniel Pérez y Begoña Medina; o la exministra Magdalena Álvarez. Junto a ellos, los directores de todos los hoteles de la cadena Santos; empresarios como el presidente de Aehcos, Luis Callejón Suñé; el presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de Andalucía, Norberto del Castillo; históricos como Enrique Cibantos, o el presidente de la cadena hotelera ML, José Luis Martín Lorca, que inició su andadura en el turismo en este hotel. Entre los profesionales del sector, también asistieron el presidente del Convention Bureau de Málaga, Francisco Quereda; María Herrero, de la cadena B Bou Hoteles. No faltaron el propio José Seguí; el decano de la Facultad de Turismo, Antonio Guevara, presidiendo la representación universitaria; ni otros rostros conocidos como Javier Banderas y Esther Alcocer Koplowitz. Todos fueron recibidos por José Luis Santos, y la directora del Gran Hotel Miramar, Mariola Valladares. Un espectacular cierre con fuegos artificiales puso fin a la reinauguración a las doce de la noche, hora a la que el establecimiento volvió a su iluminación habitual.

Inversión

El presidente de Hoteles Santos, cadena propietaria del Gran Hotel Miramar, en el que han invertido 65 millones de euros, no cabía de gozo en las horas previas a la reinauguración de este emblemático establecimiento. «Es un día histórico para nosotros como grupo hotelero y un sueño nuestro y de todos los malagueños hecho realidad. Por eso le hemos preparado una jornada de puertas abiertas en el acto de reinauguración», aseguró en la terraza del hotel mientras montan escenarios para la gran fiesta. Santos explicó que «hemos recuperado un edificio para Málaga para que dentro de cien años siga siendo hotel».

Aquella visita del rey Alfonso XIII

El gran acontecimiento tuvo lugar el 10 de febrero de 1926, hace 91 años. El acto de inauguración del hotel Príncipe de Asturias (hoy Miramar) contó con la presidencia de lujo del Rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia. Numerosas autoridades civiles, militares y eclesiásticas de provincia acudieron a la puesta de largo del emblemático establecimiento, como muestran estas fotos publicadas en la revista ‘La Unión Ilustrada’.

Sobre los diez primeros meses de actividad del establecimiento, se muestra rotundo en que se han cubierto las expectativas. «Siempre que se ofrece un buen producto se alcanzan los objetivos», destacando el fuerte tirón de convenciones. «Se han generado expectativas muy altas. Estamos muy contentos de estos diez primeros meses, que no han sido fáciles», apuntó.

Para la nueva etapa que se inicia de la mano de una nueva dirección dijo que el reto es que el hotel «sea un referente en España y en Europa como gran hotel. Y eso es un trabajo de día a día». Convencido del potencial de la ciudad de Málaga, ve con buenos ojos la entrada a medio plazo de una nueva competencia con el proyecto de la Torre del Puerto. «La competencia siempre es buena, aunque las ciudades deben analizar muy bien las necesidades y la capacidad de cada una para crecer en función de las mismas. Por qué no me va a parecer bien uno, dos o tres cinco estrellas más, pero a lo mejor no se pueden hacer 50», declaró, para destacar el carácter de «jornada de puertas abiertas que le hemos querido dar a esta reinauguración».

Fotos

Vídeos