La planta hotelera de Nerja se renueva con una inversión de diez millones

El hotel Toboso Chaparil ha sido reformado en el último año con una inversión de 500.000 euros. :: E. C./
El hotel Toboso Chaparil ha sido reformado en el último año con una inversión de 500.000 euros. :: E. C.

Cuatro establecimientos, de tres y cuatro estrellas, se han reformado en los tres últimos años para mejorar la calidad de sus instalaciones

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Nerja presume de ser la capital turística de la Costa del Sol Oriental-Axarquía. A pesar del casi millón de pernoctaciones que contabilizaron el pasado año sus 7.729 plazas hoteleras, repartidas en 165 establecimientos, la localidad oriental sigue teniendo un gran déficit de alojamientos. La mejor prueba está en que en la temporada alta la ocupación media hotelera no ha descendido, en la última década, del 98 por ciento.

Sin embargo, a pesar de esta enorme falta de plazas hoteleras, que en buena medida se suple con un gran número de viviendas turísticas, los establecimientos nerjeños han apostado en los últimos años por renovar y mejorar sus instalaciones, con una inversión que ha rondado los diez millones de euros, repartida en tan sólo cuatro edificios. Así, en julio de 2015 abrió sus puertas el MB Boutique Hotel, regentado por el empresario turístico y exedil Jonathan Méndez.

El establecimiento, que antes se llamó Hotel Chaparil, fue objeto de una profunda renovación integral, con una inversión de 1,6 millones de euros, para reconvertir el edificio, situado en pleno centro histórico, en un hotel 'boutique' de tres estrellas, con 26 lujosas habitaciones, con calidades y servicios de un cuatro o de un cinco estrellas. A cuatro meses de cumplir su tercer aniversario, el hotel presume de tener una ocupación de casi el 100% entre los meses de abril y octubre. Está enfocado a un público sólo para adultos, por lo que se recomienda la estancia para mayores de 13 años. Todas las habitaciones cuentan con cama de matrimonio, las más pequeñas de 150 centímetros, la mayoría disponen de camas de 180 o 'queen bed' y de 200 o 'king bed'.

Riu Mónica, Villa Flamenca, MB Boutique y Toboso Chaparil se han sometido a restauración

Méndez sigue además adelante con sus planes de expandir el modelo de negocio hotelero a través del sistema de franquicias, para lo que continúa negociando posibles aperturas de hoteles MB Boutique en capitales como Madrid, Sevilla o Bilbao. Además, está barajando lanzar el próximo año un modelo de hostales 'premium', que se llamaría MB Hostel Premium, enfocado a establecimientos pequeños con tipología de hostal.

Por su parte, el hotel Riu Mónica de Nerja, de cuatro estrellas e inaugurado en 1986, fue objeto, entre noviembre de 2015 y febrero de 2016, de una gran reforma, en la que la cadena mallorquina invirtió alrededor de seis millones de euros. El establecimiento, con 234 habitaciones, exhibe desde hace ahora dos años una imagen completamente renovada, pues cambió el color de todo el exterior del edificio, del amarillo al blanco.

Además, incorporó elementos de aluminio y cristal en las fachadas, que dan una imagen de modernidad al inmueble, situado en primera línea de playa, junto al paseo marítimo de La Torrecilla. Como gran novedad, el hotel reabrió bajo la fórmula 'adults only', es decir 'sólo adultos', un concepto de negocio que ya ofrece la cadena en el Riu Nautilus de Torremolinos.

Por su parte, el empresario local Rafael Luque invirtió, entre 2015 y 2017, alrededor de dos millones de euros en el hotel Villa Flamenca, de tres estrellas, ubicado en la calle de Andalucía, número 1, a apenas 500 metros de la conocida playa de Burriana. El establecimiento lo adquirió su padre, ya fallecido, en 1981 y lo han gestionado desde entonces en varias etapas, alternando con arrendamientos a grupos hoteleros. La reforma ha incluido la renovación de sus 118 habitaciones, así como las salas nobles, el restaurante y la piscina, que se ha completado con una zona de jacuzzi, baño turco y un pequeño gimnasio. Tras unos meses de invierno «duros», el establecimiento tiene unas «muy buenas» previsiones para la temporada alta, que ha arrancado con la Semana Santa que hoy termina, en la que el hotel nerjeño ha estado prácticamente lleno, según Luque.

Por último, el hotel Toboso Chaparil -antiguo hotel Jimesol- está regentado por el empresario nerjeño Damián Toboso desde hace algo más de dos años. En este tiempo ha invertido alrededor de medio millón de euros en la renovación de sus 58 habitaciones, así como las zonas comunes, como la recepción y el salón de celebraciones. Además de este céntrico establecimiento, el emprendedor cuenta con los apartamentos turísticos Toboso, en pleno Balcón de Europa, con 32 habitaciones, y el hotel Toboso Almuñécar, en la vecina localidad granadina, con 39 habitaciones y tres estrellas de categoría.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos