La oferta hotelera del centro de Málaga se extiende hacia la calle Victoria

Solar de la calle Victoria en el que se levantará el hotel. /Fran Acevedo
Solar de la calle Victoria en el que se levantará el hotel. / Fran Acevedo

Arrancan las obras de un tres estrellas de 48 habitaciones que prevé abrir sus puertas para finales del año próximo

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La fiebre hotelera por la que atraviesa la capital se extiende más allá de las estrictas fronteras del casco antiguo. En el solar que existe en los números 22 y 24 de la calle Victoria han comenzado las obras para levantar un tres estrellas de 48 habitaciones que prevé abrir sus puertas a finales del año próximo. Está promovido por unos empresarios de Barcelona que poseen una cadena especializada en la construcción y explotación de hoteles en la periferia de las ciudades. En este caso, este sería su primer hotel urbano, con el que pretenden abrir una nueva vía de negocio a nivel nacional.

Gonzalo Armenteros, gestor del proyecto, destacó la apuesta de estos empresarios por Málaga y cifró en unos cuatro millones de euros la inversión que va a suponer esta actuación, incluidos los gastos que generó la compra de la parcela. «Es un proyecto que confirma la pujanza hotelera y turística de Málaga más allá de su casco antiguo», destacó Armenteros. Su hermano Alejandro es el arquitecto que ha realizado el diseño de este hotel, cuyas obras están valoradas en más de dos millones de euros. Está previsto que para el próximo mes de febrero esté lista la cimentación, de forma que los forjados de las plantas empiecen a realizarse a continuación y que las obras estén listas a finales de 2018.

Este proyecto empezó a gestarse a mediados de la pasada década, pero la crisis hizo que quedara en suspenso durante varios años, lo que llevó a la Gerencia Municipal de Urbanismo a activar los mecanismos legales de los que dispone para forzar a los propietarios de solares a construir.

Diseño de la fachada.
Diseño de la fachada. / Sur

En 2008 se llevaron a cabo sondeos arqueológicos que descubrieron tumbas de la época romana que han quedado documentadas y preservadas bajo el suelo de la parcela. La excavación que se realizó para estas prospecciones se va a utilizar para albergar los depósitos de agua del edificio, que contará con piscina y terraza en la planta de cubierta. Para la fachada, Alejandro Armenteros ha trazado una distribución de huecos basada en la normativa urbanística del Centro, si bien se empleará el cristal, y el acero corten o resinas termoestables para la fabricación de los balcones.

Una de las singularidades de este hotel, de planta baja más tres, más ático y terraza, es que las suites de la planta ático dispondrán de jacuzzi. «Queremos que sea un tres estrellas de lujo», dijo Gonzalo Armenteros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos