La mitad del empleo generado por el turismo dura menos de dos semanas

L. PALACIOS MADRID.

No cabe duda de que 2017 ha sido el mejor año turístico de la historia de España, algo que ni siquiera han podido empañar factores como los atentados en Barcelona y Cambrils o la inestabilidad política derivada del conflicto catalán. Una vez más se han batido todos los récords de precios y de rentabilidad. Así, la tarifa media diaria creció un 6,4% respecto a 2016 hasta los 87,3 euros de media y el ingreso por habitación disponible se incrementó un 9,4% hasta los 58,7 euros. Y, si uno se retrotrae al año 2008, el avance es todavía muy superior. En estos últimos nueve años el número de visitantes se ha elevado un 24,7%; el de las pernoctaciones, un 26,6%, y el número de plazas ha crecido un 9,8%. Sin embargo, el empleo en este sector apenas ha crecido un 5,6%, la quinta parte del incremento de pernoctaciones, según denuncia CC OO en el 'Informe de la actividad turística y el empleo' presentado ayer.

«Volvemos a vivir un año excelente en materia de negocio, de incremento de pernoctaciones, de turistas... que contrasta con la calidad del empleo, que sigue en la dinámica de la precariedad y que repercute más en los empleos más feminizados», advirtió José María Martínez, secretario general de Servicios de CC OO. Y hay más datos que así lo constatan: de los 4,2 millones de contratos firmados en 2017 en el sector de la hostelería, tan solo un 3% fue de carácter indefinido (no llegaron a los 128.000). Pero, además, de los casi 4,1 millones de empleos temporales, el 45,2% duró menos de una semana, porcentaje que se eleva hasta el 48% en el caso de los que tuvieron una duración inferior a dos semanas.

Esto supone que prácticamente dos millones de trabajos se destruyeron en menos de 15 días, lo que representa el 46,5% del total del empleo creado por el turismo, que generó en el último año uno de cada cinco puestos de trabajo, según datos del sindicato. CC OO denuncia que algo está fallando en este sector, que es la primera industria en España y que ha sido la primera en salir de la crisis, una bonanza que, sin embargo, «no repercute ni en los ciudadanos ni en los trabajadores», sostuvo Gonzalo Fuentes, responsable de Hostelería y Turismo del sindicato.

CC OO también aprovechó la ocasión para pedir al Ejecutivo que establezca una norma base estatal que regule el sector de las viviendas turísticas y que sirva para unificar las distintas normativas que están en vigor en las comunidades autónomas, que son quienes actualmente tienen competencia en vivienda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos