Mijas da luz verde al proyecto urbanístico del Hotel Byblos

Hotel Byblos, en Mijas. :: sur
Hotel Byblos, en Mijas. :: sur

El presidente del PP local, Ángel Nozal, y su partido, votan en contra del plan porque afecta a una comunidad de vecinos que él gestiona

IVÁN GELIBTER MIJAS.

El Ayuntamiento de Mijas dio ayer luz verde al estudio de detalle del Hotel Byblos en el seno del pleno corporativo correspondiente al mes de agosto, y que permitirá tramitar la licencia de obra para el próximo otoño, tal como ya adelantó SUR el pasado sábado.

Sin embargo, este proyecto parece no contar con todo el apoyo de la corporación, ya que el Partido Popular votó en contra durante un soprendente desarrollo de la moción.

El exalcalde, Ángel Nozal, manifestó en el trascurso del debate de la propuesta sus intereses particulares sobre esta cuestión. «Yo querría no consumir el turno de respuesta del Partido Popular sino responder por alusiones», señalaba el líder de los populares en relación a las alegaciones presentadas a dicho estudio por la comunidad de propietarios de Mijas Golf. «Como presidente de la comunidad tengo que proteger los derechos de 13 personas que compraron 13 villas dentro del plan parcial de ordenación urbana», apuntó.

Pese a ello, la aprobación de este estudio de detalle dicho estudio de detalle va a permitir que los propietarios del hotel puedan ya solicitar la licencia de obra en otoño y comenzar los trabajos para finales de 2017 o principios de 2018. «Este es un nuevo espacio para los profesionales del turismo y, con esto, recuperamos un referente primordial en el municipio. Se trata de un alojamiento adaptado a las nuevas necesidades del sector que va a generar empleo y va a ayudar también a las pymes locales», sostuvo la responsable de Turismo, Fuensanta Lima.

El hotel está situado en una parcela de 50.873 metros cuadrados en la urbanización de Mijas Golf en suelo urbano consolidado y cuenta con equipamiento deportivo privado, zona verde privada, hotelera y pequeña zona verde pública. Dentro de este ámbito estará la zona de talasoterapia con 5.293 metros cuadrados, el área del hotel: 35.424, zona verde privada 15.056, y zona deportiva privada, 1.915 metros cuadrados. Según cifras oficiales, la inversión asciende a 60 millones de euros que se reparten entre la operación de compra y el coste de rehabilitar el hotel. Esto va suponer la creación de 200 puestos de trabajo directos a los que hay que sumar los indirectos y los 500 empleos que se ponen en marcha durante la reconstrucción del edificio.

La empresa pretende realizar una reconstrucción total del hotel manteniendo sus elementos característicos de siempre, desde el punto de vista de imagen y concepto hotelero, pero buscando ahora también potenciar otros aspectos, como el 'wellness'.

Fotos

Vídeos