El mercado ruso continuará este año su escalada de viajeros a la Costa del Sol

Más de 100.000 pasajeros procedentes de Rusia llegarán al aeropuerto de Málaga durante 2017, según un informe de Turismo

SUR MÁLAGA.

El mercado turístico ruso continuará aumentando en lo que queda de 2017. Según un informe acerca de este mercado internacional elaborado por Turismo Costa del Sol, más de cien mil pasajeros (112.338) llegarán al aeropuerto de Málaga durante 2017 procedentes de Rusia, lo que supondrá un crecimiento del 7,5 por ciento con respecto al año anterior.

En palabras del presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, «la llegada de turistas rusos aumente es para nosotros una muy buena noticia, por el perfil que representan, de alto presupuesto medio y de prolongada estancia».

EN CIFRAS

Efectivamente, el presupuesto medio del turista ruso en la provincia de Málaga ronda los 1.451 euros, que es un 55,6 por ciento más que la media turística, situada en 932,8 euros, según informaron desde la Diputación a través de un comunicado. En cuanto al gasto medio diario, las cifras que arroja el turista procedente de Rusia vuelve a mostrarse muy por encima de la media: unos 61,7 euros al día gasta en el destino, frente a los 48,5 euros de gasto medio general.

«Es, por tanto, el mercado ruso, un perfil turístico interesante, que además muestra unas excelentes sensaciones positivas sobre nuestro destino, que valoran con un 8,7 sobre diez», ha precisado Bendodo.

Efectivamente, esa alta puntuación, cercana al sobresaliente, tiene como principales bazas el paisaje -al que dan un 9,25 de puntuación-, los parques naturales (9,22), la atención y el trato recibido (9,18), la señalización viaria (9,14), la oferta de compras (9,11) y la relación calidad-precio del destino (9,08), todos por encima de un nueve sobre diez.

Las rutas culturales y de naturaleza son las actividades que más realiza el turista ruso cuando alcanza el destino, «es por ello que conocen y valoran bien nuestra oferta de interior y turismo activo». Las zonas de interés a nivel cultural, los lugares históricos y, en tercer lugar, el sol y la playa, «son fortalezas indiscutibles de la provincia de Málaga para el exigente turista ruso», explicó Bendodo.

El turista ruso de la Costa del Sol es habitual usuario de redes sociales, viaja en pareja y sin hijos y, principalmente, procede de su capital, Moscú. Asimismo, por norma general prefiere el alojamiento hotelero al extrahotelero. De aquellos, las estancias en hoteles se han mantenido «casi intactas» en 2016 con respecto al año anterior, creciendo apenas un 0,01 por ciento, mientras que en apartamentos turísticos sí se ha observado un descenso del 13,2 por ciento con respecto a los datos de 2015.

por ciento es el crecimiento que ha experimentado el mercado ruso en la Costa del Sol.

es el presupuesto medio del turista ruso, un 55,6% más que la media turística.

Fotos

Vídeos