Málaga avanza en un proyecto digital piloto que dará uso a cabinas de teléfono

Andrade, Bendodo, Nadal, Morera, Callejón y Asián, en el estand de Málaga en Berlín./Salvador Salas
Andrade, Bendodo, Nadal, Morera, Callejón y Asián, en el estand de Málaga en Berlín. / Salvador Salas
ITB Berlín

En una primera fase, esta iniciativa pionera convertirá una veintena de estas instalaciones en puntos de información turística

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZEnviada especial. Berlín

Hubo un tiempo en el que las cabinas de teléfono abrieron un mundo de oportunidades en la comunicación entre las personas. Ahora, completamente en desuso, estas instalaciones pueden volver a ser un revulsivo en la carrera digital y Málaga en el epicentro del mismo. Esta ciudad avanza en un proyecto piloto y pionero en España para aplicar la innovación y convertir estas cabinas en puntos de información turística 24 horas al día durante todo el año, en lugares con wifi, de recarga de móviles, y en una segunda fase hasta de sitios en los que poder comercializar productos de ocio como entradas para espectáculos o hacer reservas en alojamientos o restaurantes. Hasta ser fuente de información para ese desafío que es el uso del Big Data. Se trata de una iniciativa, aún en un estado incipiente pero con grandes expectativas de implantación, que centró la conversación que mantuvo el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, Julio Andrade, al paso de la comitiva del Gobierno por el expositor de la capital de la Costa del Sol.

Noticias relacionadas

Nadal, acompañado por la secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asián, y el director general de Turespaña, Manuel Butler, recorrió los 649 metros cuadrados que ocupa el expositor de Turespaña, y en su parada en Málaga sorprendió el tema de conversación, sobre el que más tarde Andrade aportaría algunos detalles más a requerimiento de este periódico. Entre ellos, cabe destacar que esta experiencia piloto, que se extendería al resto del territorio nacional, parte de un proyecto de una startup malagueña que ha sido la encargada de desarrollar un software específico que viene a sustituir el teléfono de la cabina tradicional por una especie de gran tablet que ofrece al usuario servicios como el de wifi, la recarga de la batería de móviles, planos de la ciudad, puntos de interés para el viajero y todo un elenco de posibilidades que las convierten en centros de información turística, con posibilidades tan infinitas como las que abre la inteligencia artificial y que permitirá conocer más y mejor, a través de estas consultas, al viajero.

Andrade aseguró que «Málaga lleva ya casi dos años trabajando en este proyecto, en el que hemos avanzado en conversaciones con Telefónica, que ha recibido con buena aceptación la idea. Sin embargo, necesitamos el apoyo del Gobierno, en tanto que es un desarrollo que se puede exportar a otros territorios». En este sentido, dijo que la iniciativa incluye aspectos muy interesantes, incluido la filosofía del reciclaje de mobiliario urbano.

El objetivo inicial es implantar este servicio en una veintena de cabinas malagueñas, ubicadas en puntos estratégicos, como pueden ser las proximidades a la estación del AVE o el acceso al Puerto de Málaga, así como en el Centro Histórico de la ciudad. Aunque el proyecto es más ambicioso, partiría de una inversión primera de 150.000 euros, al que hay que sumar el coste de mantenimiento de estas nuevas cabinas. Las conversaciones entre Málaga y el Gobierno van por buen camino, según se puso de manifiesto en este encuentro de la ITB de Berlín.

La OMT insta a hacer del turismo un beneficio para todos

La jornada inaugural de la ITB estuvo también marcada por el trasiego de delegaciones de autoridades. En el expositor de España se hizo notar la comitiva que acompañaba al secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili, que recorrió el expositor, tras destacar en el acto de apertura de esta gran cita que «en 2017, el crecimiento del número de turistas internacionales llegó a la cota récord del 7%, alcanzándose los 1.300 millones. Es necesario convertir estas cifras en beneficios para todas las personas y todas las comunidades. No dejar a nadie atrás es la consigna para una verdadera sostenibilidad, que debe además desvincular el crecimiento del uso de los recursos y situar la respuesta al cambio climático en un lugar prioritario de la agenda turística».

Pololikashvili también habló de nuevos retos. «El crecimiento sostenido del turismo ofrece inmensas oportunidades de bienestar económico y desarrollo y plantea muchos desafíos. Adaptarse a los retos de la seguridad, de los cambios constantes en los mercados, de la digitalización y de los límites de nuestros recursos naturales debería ser una prioridad en la forma de actuar de todos nosotros», agregó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos