Málaga afronta un millón de desplazamientos en el primer aluvión de turistas del año

Viajeros recién llegados, ayer en la salida de la terminal T3 del Aeropuerto de Málaga. /FRANCIS SILVA
Viajeros recién llegados, ayer en la salida de la terminal T3 del Aeropuerto de Málaga. / FRANCIS SILVA

Los días grandes de la Semana Santa llenan las carreteras y el aeropuerto, mientras que el AVE y los autobuses tendrán servicios de refuerzo

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Los días grandes de la Semana Santa harán que la provincia afronte estos días hasta un millón de desplazamientos en el primer aluvión de turistas del año. Las carreteras y el aeropuerto viven ya uno de los momentos con mayor intensidad del año, mientras que el AVE y los autobuses funcionan con servicios de refuerzo. La cifra es similar a la registrada en 2017, a pesar de que este año las procesiones han caído en marzo, y con una climatología menos propicia que cuando lo hace en abril. Ha descendido levemente en el avión, pero sube en la misma proporción en las carreteras.

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene activa desde ayer la segunda fase de la operación especial de la Semana Santa 2018, la etapa más conflictiva por el alto volumen de desplazamientos que se espera. En el caso de Málaga, en todo el periodo festivo que arrancó el Domingo de Ramos se prevén unos 623.000 coches, aunque especialmente en el periodo que arrancó el miércoles, cuando estarán en el entorno de los 450.000 movimientos. Es la segunda mayor cifra de Andalucía, por detrás de Sevilla.

Los mayores problemas circulatorios se presentarán en las salidas de los grandes núcleos urbanos hacia zonas turísticas de la Costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales y zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno. Entre las carreteras que soportarán el mayor número de desplazamientos, según la DGT, aparece la autovía de Las Pedrizas (A-45). Desde ayer se están produciendo retenciones, sobre todo en la autovía A-7, en el entorno de Marbella, y motivadas por accidentes.

Principales cifras

390.000
pasajeros aproximados se desplazarán en unos 2.300 vuelos en el Aeropuerto de Málaga
450.000
movimientos se esperan en las carreteras de la provincia desde ayer y hasta el próximo lunes
120.000
viajeros utilizarán autobuses de media y larga distancia, con epicentro en la estación malagueña
74.000
asientos oferta Renfe en los AVE de Madrid y Barcelona con destino a Málaga

En las terminales aeroportuarias de la capital, desde ayer hasta el próximo lunes se moverán unos 390.000 pasajeros, a bordo de más de 2.300 vuelos. Los días de mayor intensidad serán el sábado, 31, con 428 operaciones y 73.766 asientos ofertados; y el domingo, 1, con 417 aviones y 70.677 pasajeros, según los datos aportados por Aena. El resto de días estarán por debajo, aunque cercanos, a las 400 aeronaves operadas. En todo el periodo de Semana Santa se espera que cerca de 680.000 viajeros transiten por la principal puerta de entrada de visitantes a la Costa del Sol.

Directamente vinculados a esta infraestructura, las empresas de alquiler de coches están a pleno rendimiento, lo que a su vez repercute en el tráfico en las carreteras, sobre todo en la A-7 y la AP-7, que comunican con la Costa del Sol occidental. La Asociación de Empresarios de Servicio de Vehículos de Alquiler de Andalucía (con sede en Málaga) informó días atrás que esta temporada comienza con un notable aumento de la flota y con el desembarco en la provincia de firmas procedentes de Palma de Mallorca y de Alicante. A pesar de ello, el 80% de la flota estaba ocupada una semana antes de comenzar las fiestas, al mismo nivel que el pasado año, y eso que entonces coincidió en abril.

Otro punto de especial afluencia es la estación de autobuses de Málaga. Unas 120.000 personas pasarán por esta terminal, en trayectos de media y larga distancia. Miguel Ruiz, gerente de la EMT, entidad que gestiona estas instalaciones, puso de relieve que las principales compañías de servicios interurbanos que operan –Daibus, Avanza, Alsa y Bacoma– han previsto refuerzos para estas jornadas. Según pudo comprobar este periódico, muchos de los horarios previstos de salidas desde ciudades como Madrid hacia la capital malagueña ya estaban completos ayer.

Por su parte, Renfe ofrece unos 74.000 asientos para viajar en trenes de alta velocidad hasta el próximo martes. De estas, 64.000 plazas se ofertarán en la conexión entre Madrid y Málaga, de las cuáles 8.000 serán de refuerzo. Mientras que otras 10.000 corresponden a la línea que conecta con Barcelona. La operadora ha programado un dispositivo especial, en el que hasta 26 convoyes circularán en lo que se conoce como «doble composición» (unas 600 plazas cada uno).

Sin salir del ferrocarril, en el servicio de la línea C-1 de Cercanías (Málaga-Fuengirola) circularán 82 trenes especiales de Miércoles a Sábado Santo, con los que se añadirán 49.500 plazas a la oferta regular. La mayor parte de estos refuerzos se concentrarán el Jueves y el Viernes Santo, cuando circularán 56 trenes extra. Con esta programación, las noches del miércoles al jueves y del jueves al viernes el servicio de Cercanías entre Fuengirola y la capital será casi ininterrumpido.

Por mar también llegan turistas estos días. A bordo de cruceros serán unos 23.500, en los ocho barcos que atracarán en la ciudad coincidiendo con las jornadas claves de los desfiles procesionales. Se sumarán en los muelles a los pasajeros que están llegando procedentes de la ciudad autónoma de Melilla, a través de las dos líneas de ferrys que unen ambos puertos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos